“No hay ecuaciones sobre hasta que edad trabajar”

“No hay ecuaciones sobre hasta que edad trabajar”

292
Compartir

Tom Schalenbourg, director de Desarrollo Sostenible de Toyota, plantea un análisis individual para fijar la continuidad laboral

Puestos de trabajo centrados en la transmisión de conocimientos a las nuevas generaciones, mucho hincapié en la cultura de la salud preventiva, atención a las particularidades de cada trabajador… Con esa filosofía y su materialización en un programa de fisioterapia para prevenir lesiones por tensiones en el trabajo, Toyota Material Handling consiguió reducir «en más de la mitad» los accidentes por esfuerzo excesivo, «con una inversión comparativamente pequeña». Una apuesta que el director de Desarrollo Sostenible de Toyota Material Handling Europe, Tom Schalenbourg, destaca que es «buena para la compañía, para los trabajadores y para la sociedad» y que recibió una mención especial en los Galardones a las Buenas Prácticas 2016-2017 de la campaña «Trabajos saludables», entregados durante la cumbre europea sobre salud y seguridad en el trabajo celebrada en el Palacio Euskalduna de Bilbao el 21 y 22 de noviembre.

La de Toyota Material Handling Europe fue una de las experiencias que se compartieron durante la cita, organizada por la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo y que sirvió para analizar los muchos retos que plantea el envejecimiento progresivo de la población para las empresas. «Todos estamos de acuerdo en que la salud y la seguridad en el trabajo son importantes, pero la cosa es ¿cómo conseguirlo? Por eso son tan importantes este tipo de intercambios», resalta Schalenbourg.

La cita, que reunió en Bilbao a más de 350 expertos, puso el foco de modo especial en la manera en que debe abordarse el concepto de ‘Trabajos saludables en cada edad’, una campaña bianual que ha impulsado la Agencia Europea de Seguridad y Salud en el trabajo en el bienio 2016-2017. Toyota Material Handling, empresa con 10.000 empleados en Europa (donde tiene fábricas en Francia, Italia y Suecia), y una plantilla en la que el 15% supera los 50 años de edad, conoce bien estos retos.

En su caso, la automatización ha conseguido eliminar en sus fábricas las tareas de levantamiento de cargas pesadas, pero en el caso de los técnicos de mantenimiento que prestan servicios a los equipos de manejo de materiales de los clientes en las instalaciones de éstos, las operaciones manuales no pueden automatizarse en la misma medida. Así, la empresa detectó que el esfuerzo excesivo era la principal causa de lesiones entre este personal, y decidió adoptar medidas enfocadas a la prevención y con la filosofía de hacer posible que los trabajadores puedan permanecer en activo en la empresa «el máximo tiempo posible».

Así, se comenzó a trabajar con las personas de servicio técnico que habían sufrido alguna lesión por sobreesfuerzo, a las que un fisioterapeuta externo impartió una sesión de formación, combinando teoría con ejercicios prácticos. Tras el éxito con los trabajadores lesionados, el programa se amplió a toda la plantilla. Y así, interiorizando y convirtiendo en hábitos prácticas como «ejercicios de estiramiento» antes de levantar cargas, las probabilidades de lesiones por sobreesfuerzo se redujeron a más de la mitad. El programa se ha extendido a otras entidades de Toyota en países como República Checa, Francia, Italia y Suecia, y la empresa está ya trabajando en otras áreas críticas para la prevención de accidentes laborales, tales como los golpes producidos por objetos.

El programa de fisioterapia y sus resultados, que Toyota Material Handling compartió en Bilbao, es sólo una de las maneras en la que la empresa enfrenta el reto de la seguridad y salud en el trabajo en un contexto demográfico en que la edad media de los trabajadores va en aumento. Schalenbourg huye de las generalizaciones y destaca que «hay muchas diferencias en la manera en que las personas envejecen». «No hay una ecuación que nos permita decir que a una cierta edad ya no se pueda hacer un determinado trabajo; hay personas, por ejemplo, que con 60 años son perfectamente capaces de seguir subiéndose a un elevador y otras que no, así que hay que mirar a las personas individuales para ver dónde encaja cada una en una empresa», destaca.

Así, por ejemplo, explica que las nuevas tecnologías hacen posible que, en vez de dedicarse a operaciones más pesadas, los trabajadores puedan aplicar sus habilidades y conocimientos en otras áreas. Así, en Toyota Material Handling España, por ejemplo, los trabajadores de «mayor experiencia» ocupan puestos de «mentores», en los que transmiten sus conocimientos a las nuevas generaciones y les explican «cómo han estado desarrollando su trabajo».

En cualquier caso, al hilo del debate sobre la necesidad de alargar la edad de jubilación por los cambios demográficos y el envejecimiento de la población europea, apunta que con toda probabilidad llegará un momento en que ésta no pueda extenderse más. Un debate que «será interesante» y para el que aún no existe respuesta.

www.toyota-forklifts.eu