Automatización segura según normativa

El área de acceso está protegida por una cortina óptica de seguridad. Además, se han instalado lazos inductivos a nivel de suelo enfrente y detrás del sensor de seguridad. Por tanto, el sistema de seguridad es capaz de distinguir entre la carretilla elevadora y las personas.

Los dispensadores de palets automáticos contribuyen a una mayor eficiencia del sistema. Esto requiere una protección del acceso que funciona de forma fiable. La nueva safety solution con lazos inductivos, cortina óptica y secuencia de señal monitorizada cubre los requisitos del estándar de la norma EN 415-4, garantizando así la máxima seguridad.

Entorno normativo: revisión de la norma EN 415-4

Los fabricantes y operadores de maquinaria y sistemas deben cumplir los requisitos legales. Entre otras cosas, la Ley de Seguridad de los Productos se aplica a los fabricantes, mientras que la Ordenanza de Seguridad Industrial y Salud se aplica a los operadores. Las normas también desempeñan un papel importante: describen los requisitos y permiten asegurar la seguridad en las máquinas y los sistemas. Sin embargo, no son legalmente vinculantes en Europa. Los estándares de tipo C son especialmente relevantes para los fabricantes u operadores de máquinas o sistemas, ya que se trata de normas de seguridad específicas para las máquinas. Entre ellas se encuentra la norma EN 415-4 “Seguridad de las máquinas de embalaje – Parte 4: Paletizadores, despaletizadores y equipos asociados”. La norma de 1997 se ha revisado considerablemente en cuanto a su contenido y en la próxima versión se impondrán nuevos requisitos a los fabricantes y operadores. Esto también afecta la protección del acceso de los dispensadores de palets automáticos.

Concepto tradicional con lazos inductivos externos

Hasta ahora, muchas estaciones de transferencia automáticos se han protegido de la siguiente manera: los equipos de protección optoelectrónicos (ESPE) protegían el punto de acceso. Si el ESPE detecta una interrupción, se detiene la máquina y el transportador. Para evitar que la máquina detenida tenga que volver a ponerse en marcha manualmente después de ser cargada por una carretilla industrial, como por ejemplo una carretilla elevadora, se utilizan dos lazos inductivos como señales de muting. Estos se encuentran a nivel de suelo frente al ESPE. Cuando la carretilla se desplaza sobre los lazos inductivos, el equipo de protección optoelectrónico queda temporalmente anulado. Sin embargo, esta solución ya no se corresponde con el estado actual de la tecnología de seguridad: el sistema suele acabar en una lógica de evaluación de un solo canal. Como resultado de ello, el nivel de seguridad ya no es adecuado para la aplicación bajo ciertas circunstancias. Un nuevo tipo de protección del acceso al dispensador de palets tiene como objetivo evitar la entrada de personas y, al mismo tiempo, permitir la entrada de palets con una carretilla elevadora.

Cumplimiento de los estándares mediante secuencias monitorizadas

Los fabricantes y las empresas operadoras ahora pueden acceder a una nueva solución descrita en la futura versión de la normativa EN 415-4. Por lo tanto, cumplirá con estado actual de la norma. También se usan dos lazos inductivos para este tipo de protección del acceso en los dispensadores de palets. La diferencia con los conceptos tradicionales es que los lazos inductivos no se encuentran delante de la zona de peligro, sino que una de ellas se halla fuera de esta zona y la segunda se encuentra detrás del equipo de protección optoelectrónico, es decir, dentro de la zona de peligro. El ESPE, el dispositivo optoelectrónico de protección, permanece en la misma posición. Como antes, separa la zona de tráfico y la zona de peligro. También hay un sistema de seguridad que monitoriza una secuencia definida de señales y activa el reinicio automático.

Diferentes posibilidades para las áreas de protección de los sistemas

Para esta solución es necesario cumplir con una serie de condiciones: el dispensador de palets debe estar protegido en sus áreas adyacentes. No se debe permitir el paso de una persona a otra área del sistema cuando el ESPE este anulado temporalmente. Esto puede garantizarse mecánicamente, por ejemplo, mediante una limitación de la altura. De este modo, sólo puede pasar un palé vacío, pero no una persona. Una alternativa consiste en instalar un segundo equipo de protección optoelectrónico para detectar la entrada de una persona en una zona peligrosa. Otro requisito es que el espacio para el lazo inductivo exterior, sobre el cual se mueve la carretilla elevadora, debe ser suficiente. Este será algo más grande que el lazo interior. Además, el personal de mantenimiento debe estar informado sobre el reinicio automático. El conductor de la carretilla elevadora es el responsable de que nadie acceda a la zona de peligro al lado del vehículo. Si aun así hay una persona dentro del área interior en ese momento, el conductor no debe sacar el vehículo, ya que se activaría el dispensador de palets. Una alternativa para eliminar este riesgo consiste en instalar una protección adicional a otro nivel.

Paso a paso hacia una mayor seguridad

Este tipo de protección del acceso funciona dentro de un proceso definido. Así, un sistema de seguridad funciona en un segundo plano, monitorizando exactamente esta secuencia de procesos. Sólo cuando se ha completado la secuencia, el sistema activa el reinicio automático de la máquina. Este proceso también se describe en la revisión de la norma EN 415-4:

  1. La carretilla llega, la máquina está en funcionamiento y el equipo de protección optoelectrónico está activo..
  2. La carretilla pasa por encima del lazo inductivo exterior y, así, es detectada por el sistema. El dispensador de palets sigue funcionando.
  3. El ESPE es interrumpido por la carretilla elevadora. El dispensador de palets se para. Esto también es válido si una persona atraviesa el ESPE.
  4. La carretilla sigue avanzando y se mantiene entre todos los sensores: sobre los lazos inductivos interior y exterior y dentro del campo de protección del ESPE interrumpido.
  5. La carretilla deposita el/los palet/s y se mueve marcha atrás. Esto libera en primer lugar el bucle de inducción interior y luego el ESPE.
  6. La carretilla sale del bucle de inducción exterior. La secuencia finaliza y se activa el reinicio automático del dispensador de palets.

En resumen, esto significa que, si los lazos inductivos detectan la presencia de una carretilla y si la carretilla ejecuta correctamente la secuencia del proceso prevista, el sistema de seguridad activa el reinicio automático del proceso de trabajo.

Perfecto para un nivel de seguridad PL d

Gracias a este concepto, los operarios aprovechan una safety solution que cumple las normativas y aplica la tecnología más avanzada. Por lo tanto, cumple los requisitos de EN 415-4 4 “Seguridad de las máquinas de embalaje – Parte 4: Paletizadores, despaletizadores y equipos asociados”. El sistema está diseñado para ofrecer un índice de protección PLd, el segundo nivel de seguridad más elevado. El sistema de embalaje se puede utilizar de manera óptima gracias al reinicio automático de la máquina sin intervención manual del operario. Junto con una mayor fiabilidad, entre sus ventajas se encuentra asimismo una protección óptima frente a la manipulación: la secuencia de procesos controlada por el tiempo contribuye a un alto nivel de protección contra la elusión. El sistema también se puede integrar con facilidad en el circuito de seguridad del control primario y los costes de mantenimiento son mínimos. Otra ventaja es la flexibilidad de aplicación: la solución es adecuada tanto para paletizadores como para despaletizadores, y ofrece la libertad de transporte de mercancías a la izquierda y a la derecha. Gracias a su variabilidad, el sistema de seguridad se puede adaptar a diferentes aplicaciones con los componentes adecuados.

Sistema listo para usar

Leuze ofrece la solución de seguridad descrita para la protección de accesos en dispensadores de palets automáticos como un paquete completo cuya seguridad ha sido comprobada y validada. Está formado por los siguientes componentes:

  • Lazo inductivo con unidad de evaluación incluida
  • Cortina óptica de seguridad MLC 500, con columnas para dispositivos para montaje sobre el suelo
  • Control de seguridad MSI 400, programable y con controlador del bucle de inducción
  • Programa de seguridad de Leuze
  • Salida de seguridad de 2 canales
  • Pulsador de rearme para reinicio

El pulsador de rearme se utiliza si una secuencia no se completa correctamente o bien si una persona interrumpe el equipo de protección optoelectrónico. El botón se usa para confirmar al sistema que el proceso puede reiniciarse correctamente y que ya no hay ninguna persona en la zona de peligro.

Al tratarse de un sistema listo para usar, la solución de Leuze, la Sensor People, se puede utilizar de inmediato tras su instalación. Por tanto, los operadores de las instalaciones siempre están protegidos y ya cumplen hoy los requisitos de la futura norma EN 415-4

Autor: Matthias Bristle Product Manager Safety Solutions Leuze electronic GmbH + Co. KG

Compartir esta entrada