CHEP refuerza su equipo Jurídico y de Protección de Activos en Europa

CHEP refuerza su equipo Jurídico y de Protección de Activos en Europa

La empresa de soluciones para la cadena de suministro busca maximizar los beneficios para el medio ambiente y toda la cadena de suministro europea

CHEP, la empresa líder en logística para la cadena de suministro, sigue un modelo de negocio circular basado en “compartir y reutilizar” sus equipos. Porque en un entorno en cambio constante como el actual, donde la disponibilidad de palés es clave para mantener el flujo de mercancías, los palés no devueltos o destruidos afectan a toda la cadena de suministro.

Con el fin de ayudar a CHEP a maximizar los beneficios de sus soluciones de pooling para la industria europea y de proteger sus activos, la empresa ha nombrado a Dominika Nosačková como Directora de Consultoría Legal y a Susana Márquez como Directora de Protección de Activos de Europa, que aportarán experiencia adicional en la prevención de pérdidas en el sector minorista y en la industria de los bienes de segunda mano de Europa. Tanto Dominika como Susana se unen a un gran equipo de expertos jurídicos y en protección de activos, todos ellos centrados en trabajar para proteger la economía de intercambio y reutilización minimizando las pérdidas.

La no devolución, comercialización o destrucción de palés con el fin de utilizar la materia prima para nuevos propósitos, puede parecer de poca importancia, o incluso algo positivo, pero como los palés de CHEP son parte de un modelo de intercambio y reutilización, cualquier palé que sea robado o destruido reducirá el efecto positivo que tiene este modelo circular en toda la industria.

No se puede comercializar con los palés que pertenecen legalmente a CHEP. Son fáciles de reconocer por su color azul, que es el mismo en todos los países donde la compañía opera. El modelo empresarial de CHEP requiere que estos equipos se devuelvan a la compañía para que puedan ser revisados, limpiados, reparados si es necesario y, a continuación, reutilizados por otros clientes. Por consiguiente, la no devolución de los palés de CHEP es una infracción legal que puede ser perseguida legalmente con el fin de recuperarlos.

En palabras de John Riley, Director de Productividad de Activos de CHEP Europa: “Como pioneros de la economía circular, estamos orgullosos de que se nos reconozca como la empresa más sostenible a nivel mundial, según Barrons, y nos apasiona proteger nuestros palés y otros activos para que puedan satisfacer las necesidades de nuestros clientes”.

Y añade que “durante estos últimos meses, CHEP ha demostrado que su servicio es esencial para abastecer de comida, bebida u otros productos de primera necesidad a los supermercados. Proteger nuestros activos nunca ha sido tan importante como ahora. Los palés de CHEP no devueltos no solo afectan negativamente al medio ambiente, sino que también añaden costes a los productores, minoristas y, en última instancia, a los consumidores finales”.

Dan Berry, Vicepresidente del Consejo General Regional de Europa, ha añadido: “Tenemos una base jurídica sólida que nos ayuda a garantizar la recuperación de nuestros palés. En este sentido, nos servimos de las diferentes opciones a nuestro alcance que nos ofrece el sistema judicial para garantizar el retorno de dichos palés para contribuir a la plena aplicación del modelo de economía circular, al mismo tiempo que impedimos que se vulneren nuestros derechos de propiedad en el futuro”.

Los palés de CHEP son fáciles de identificar gracias a su característico color azul, así como gracias a la impresión de su nombre, marca y mensajes de título legal en cada uno de ellos. Además, el servicio de recogida de palés CHEP es fácil de organizar y gratuito. CHEP se encarga de ello y ha facilitado el acceso a este servicio a través de una página de contacto para todo aquel que quiera solicitar una recogida de palés.

www.chep.com

Compartir esta entrada