Etiquetas autoadhesivas: valor añadido y sostenibilidad

Etiquetas autoadhesivas: valor añadido y sostenibilidad

El director general de Finat, Jules Lejeune, indica con precisión: “La cadena de producción del sector es larga y compleja, razón por la que nuestros miembros se enfrentan al reto de cumplir con los nuevos requisitos medioambientales en numerosos estadios de la cadena y de formas distintas. La cadena empieza con las materias primas como el papel, las películas, los polímeros y las sustancias químicas; continúa por unos procesos de laminación y transformación de etiquetas y de reciclaje de los residuos, que deben ser eficientes desde el punto de vista energético; y termina con el tratamiento de los envases reciclables.”

Innovaciones tecnológicas
En diversos frentes se están desarrollando innovaciones tecnológicas que contribuyen a mejorar el medio ambiente. Estos avances incluyen adhesivos que resuelven el problema de la presencia de material pegajoso al reciclar las etiquetas adhesivas en pulpa, reducción de costes energéticos y de residuos de los sustratos de impresión por la racionalización de los recursos de producción. Otras soluciones son las buenas prácticas en el manejo de tintas para evitar la contaminación de los alimentos a través de los envases y etiquetas sin papel protector, una solución que permite eliminar uno de los mayores problemas de reciclaje del sector.
Las empresas necesitan llevar a cabo prácticas de higiene y seguridad en las plantas de impresión, que funcionen a través de Internet y que fomenten la colaboración, para que los impresores de envases y embalajes puedan producir los artículos localmente y gestionarlos globalmente.

Global Packaging Project
Este año 2010 se ha creado el Global Packaging Project, que reúne a los fabricantes de envases y embalajes más importantes del mundo, con el objetivo de unificar las posturas y terminar con unas discusiones que se han alargado durante años sobre los efectos medioambientales, sociales y económicos del envase y embalaje.
El punto de partida del proyecto consiste en establecer unas definiciones comunes para todos. Esta iniciativa pionera no cuenta con la participación del sector de las etiquetas autoadhesivas, pero las principales federaciones de empresas de todo el mundo tienen previsto solicitar el ingreso en el proyecto para ejercer una representación activa en el mismo.

Oportunidades de certificación
La industria de las etiquetas autoadhesivas dispone de otras vías además de participar en el Global Packaging Project, para fomentar la sostenibilidad en la comunidad internacional de los envases y los embalajes. Normas medioambientales como las ISO 14001, Lean Six Sigma y LIFE, ofrecen oportunidades para que los fabricantes y las empresas transformadoras de etiquetas obtengan certificaciones que las marcas reconocen y valoran.
Las empresas manipuladoras de etiquetas pueden también llevar a cabo estrategias eficaces y cuantificables de gestión del tratamiento de los residuos que respondan al interés de los usuarios por reducir las emisiones de carbono y demostrar su compromiso por usar material reciclado.
Desde el punto de vista comercial, algunas marcas están racionalizando su lista de proveedores y utilizan la sostenibilidad como vara de medir, lo que puede tener consecuencias negativas para las empresas transformadoras de etiquetas que no se ajusten a los nuevos valores de las marcas.

Mercado de las bebidas
Un mercado importante es el de las bebidas, donde la relativa limpieza del proceso de aplicación de las etiquetas autoadhesivas atenúa la contaminación de los productos. En los últimos años ha crecido la demanda de etiquetas autoadhesivas en el mercado de las bebidas, especialmente en los sectores del vino y de las cervezas de calidad, gracias a la combinación de propiedades funcionales y estéticas de las etiquetas.
Estas pueden ofrecer características sostenibles mediante el uso de sustratos de impresión reciclados o reciclables, así como materiales más ligeros que ayuden a reducir el peso de los envases, lo que permite a los distribuidores conseguir el ahorro energético que necesitan para mantener la rentabilidad.

Valor añadido
Pese a que la sostenibilidad sea una de las máximas prioridades de la industria de las etiquetas autoadhesivas, todavía hay margen de maniobra. Pero las iniciativas en este sentido deben implicar a todas las empresas y en todas las fases de la cadena de producción para que las etiquetas autoadhesivas conserven su lugar preponderante como el medio más versátil y flexible de decoración de productos. Para lograrlo, es necesario ofrecer a las marcas soluciones sostenibles contrastadas para el etiquetaje de sus productos que además les proporcionen valor añadido.

Más información:
Finat
Tel. +31 703 123 562
www.finat.com

Compartir esta entrada