Innovaciones para una economía circular se imponen en los XIII Premios Nacionales de Envase

  • Cierres reutilizables con imanes y nuevos conceptos de garrafas de agua que se pliegan, entre los ganadores
  • La Universitat Jaume I de Castelló y la Universidad de Zaragoza se proclaman como grandes vencedoras de esta edición
  • Más de 250 estudiantes y profesionales de empresa han asistido a la entrega de galardones en Valencia

Cierres con imanes reutilizables que cambian nuestro concepto de uso de los paquetes de toallitas o garrafas de gran formato de agua que se van plegando conforme se vacían. Son algunas de las innovaciones que veremos próximamente en los supermercados y que se han proclamado vencedoras en los XIII Premios Nacionales de Diseño y Sostenibilidad de Envase y Embalaje. Un nuevo paso hacia el modelo de economía circular que el sector del packaging está consiguiendo alcanzar gracias al desarrollo de este tipo de propuestas innovadoras.

El acto de entrega de los galardones ha tenido lugar en Valencia con más de 250 asistentes, y en él ha participado, entre otros, la secretaria Autonómica de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Consumo de Generalitat Valenciana, Empar Martínez. También ha intervenido la presidenta del Cluster de Innovación de Envase y Embalaje, Amaya Fernández, entidad que promueve estos Premios, quien ha destacado que “la suma del esfuerzo de todos, de la administración, de las empresas, de los agentes de conocimiento, de las empresas usuarias de envase y de las asociaciones, es clave para superar el contexto actual”.

En esta línea, el director del Cluster, Jesús Pérez, también ha señalado que estos premios “buscan atraer talento para un sector clave en la industria española, que cumple un papel clave y que supone el 2,65% del PIB del país”.

Estos galardones cuentan con el apoyo de Grupo La Plana, Hinojosa, la escuela de negocios ESIC y el centro tecnológico ITENE, así como la colaboración de Ecoembes, Flexográfico, Grabalfa, Upalet, Biconsulting, Limitronic, Siegwerk y MESbook. También están financiados por la Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo de la Generalitat Valenciana.

Ubesol, Solan de Cabras, Trolli, Grupo la Plana y J2 Servid han sido las empresas que han lanzado en esta edición sus retos a los estudiantes. Así, 614 alumnos de más de 30 centros educativos son los que finalmente han presentado sus proyectos para dar respuesta a los retos planteados de manera innovadora.

Un diseño que cambia el concepto de cierre ideal para las toallitas

El reto propuesto por la valenciana Ubesol, fabricante de productos de higiene, cosmética y salud, ha sido el de mejorar la sostenibilidad de sus envases, en concreto conseguir una tapeta reutilizable que garantizase la estanquidad. El primer premio ha sido para Ariadna Montiel y César Izquierdo, estudiantes de la Universitat Jaume I con su proyecto “IMANtap”.

Una solución que, utilizando imanes, hace posible la reutilización de las tapetas de un paquete a otro. Además, en el diseño se han añadido dos lengüetas en su interior para asegurar que la extracción de las toallitas sea de una en una y no salgan varias a la vez.

Por otra parte, María López de la Universidad Politécnica de Madrid por su proyecto “Eco-cap”, y Lucia Seco, Aitana Alonso y Mar Peloche de la Universidad Politécnica de Valencia, han obtenido un Accésit en esta categoría.

Circularidad en el sector del agua embotellada

Mientras, la empresa Solan de Cabras ha propuesto a los estudiantes un reto exigente en el que debían crear un gran formato para el consumo de agua en los hogares, que pese a su volumen fuera fácil de manejar. En este reto el primer premio ha sido para Laura Colastra y Javier Piquer de la Universitat Jaume I con su proyecto “W-BOT”.

Un nuevo concepto de garrafa de agua basado en un sistema de plegado por aplastamiento, que logra una reducción considerable de su volumen mientras esta se va vaciando, facilitando así su usabilidad en todo momento. Incluye además un tapón que permite la dispensación de agua directa desde el frigorífico o cualquier otro espacio.

En este reto han obtenido el Accésit Ana Isabel Gaviria de la Universidad Complutense de Madrid y Oxel Pereda, Jon Zamakola y Danel Cid de la Mondragon Unibertsitatea con su proyecto “Solan Eco Can”.

Una solución disruptiva para golosinas

La multinacional Trolli de confitería especializada en caramelos de goma, ha retado a los alumnos a adaptar sus envases de golosinas 3D con el objetivo de mejorar y facilitar la manipulación industrial del fajín de estos envases. El proyecto ganador ha sido “Boom” de Helena Pueyo, María Valdrés, Manuel Seguín y Sandra Rivero de la Universidad de Zaragoza.

Su novedoso diseño destaca por ser divisible, permitiendo que el usuario tenga un amplio abanico de posibilidades para manipularlo. También ha conseguido resaltar por ser un packaging sostenible, automatizable, reciclable, ligero y apilable. Incluye también un juego con la compra del pack grupal para gamificar el consumo de estos dulces.

Además, han obtenido el Accésit en esta categoría los proyectos de la Universidad de Valladolid “Friends”, de Lucía Abajo, Cristina Díez y Alicia Bruña; y “Eye Cards” de los alumnos María Jiménez, Sara Fernández y Pablo González.

Envase para frutas que permite almacenar los restos

El reto de la firma Grupo La Plana, dedicada a la fabricación de envases y packaging de cartón ondulado y compacto, ha estado centrado en buscar nuevos envases para frutas. El primer premio ha sido para el proyecto “Fruit Bite” de los alumnos Leyre Gayarre, Iván Hernando, Ana Estornés y Óscar Apellániz de la Universidad de Zaragoza. La propuesta ganadora consiste en una barqueta de cartón compacto para contener una ración de fruta. Cuenta con un formato grande para poder consumir el producto donde se quiera que permite almacenar los restos (en el caso de fresas, uvas o cerezas) y otro pequeño que no precisa de ella (para arándanos, frambuesas o moras).

Aquí, los premios Accésit han sido otorgados al proyecto “Corasón de Carballo” de Xulia Nieto de la Escuela EASD Ondara y “Fruit, Vegetable Pack Box” de Emma Miñes, Andrés Marcén, Cintia Sanz y Guilhem Huertas de la Universidad de Zaragoza.

Rediseño para la seguridad de los productos durante el transporte

Y por último, J2 Servid, compañía especializada en el mercado del embalaje para la protección de mercancías durante el transporte, ha retado a los estudiantes a mejorar su sistema de protección de mercancía de una manera sostenible. En este reto el primer premio ha sido para Niupack C” de los alumnos Pau García y José Ramón López de la Universitat Jaume I.

Un proyecto que ha permitido mejorar su sistema actual con un modelo práctico y funcional. Se trata de un embalaje de protección con un mallado de diferentes grosores y huecos compatibles con una gama más amplia de productos, con una tapa totalmente plegable, que puede reutilizarse entre cinco y seis veces.

Los Accésits en este reto han sido para Raquel Sánchez, Teresa Nieto y Marina Vega con su proyecto “Niupack Multi-Pack” y el proyecto “Niupack-Sistema Modular” de Juan Fuentes, Elsa Colina y Alberto Álvarez, ambos de la Universidad de Valladolid.

Premio Plan Cantera Cluster

Además, en esta gala se ha otorgado nuevamente el Premio Plan Cantera Cluster por el cual uno de los alumnos participantes ha sido becado para la realización del Master in Management [MBM] impartido por ESIC Business & Marketing School. Una beca valorada en 21.200€ cuya ganadora ha sido María López Rojo de la Universidad Politécnica de Madrid.

Una puerta para los premios Liderpack y WorldStar

Por último, los ganadores y finalistas de estos premios pasan directamente a la final de la categoría reservada a jóvenes de los Premios Líderpack, que convoca Graphispack Asociación y el salón Hispack de Fira de Barcelona.

A su vez, entre los proyectos presentados, se seleccionarán los representantes españoles en los WorldStar Student Awards, los galardones de packaging más importantes del mundo para alumnos de universidades y escuelas de diseño.

Compartir esta entrada