La 34 edición de los Premios FINAT repite éxito

La 34 edición de los Premios FINAT repite éxito

FINAT anunció los ganadores de la edición número 34 de sus premios a las mejores etiquetas en una ceremonia celebrada durante su congreso anual en Mónaco. Fueron 241 los proyectos presentados por 49 empresas de 25 países, entre los cuales, dos nuevos: Isla Reunión y Letonia. El presidente del jurado de este año fue el británico Mike Fairley, gran especialista del sector, quien sustituyó a Tony White, que no pudo asistir por motivos de salud. Junto a él, estuvieron miembros habituales como Murat Sipahioglu (Turquía), Steve Wood (Reino Unido) y Rik Olthof (Países Bajos). Este año, además, el jurado contó con la participación de Bill Bruce (editor de FoodBev Media) y Bernard Plat, antiguo presidente de la asociación francesa de fabricantes de etiquetas UNFEA. “Trabajar y hablar con otros expertos supone una oportunidad única de adquirir conocimientos sobre la industria de las etiquetas y de las personas que trabajan en ella”, dice Mike Fairley. “Siempre es difícil decidir qué etiqueta es mejor y por qué; pero ver algunas de las etiquetas más destacadas que se han hecho este año aporta una panorámica muy valiosa de lo que son capaces de hacer los impresores que lideran el sector. Comprobar y apreciar la cantidad de trabajo, los conocimientos y el esfuerzo que se requieren para producir una etiqueta, un proceso que puede comprender hasta doce fases, es muy estimulante. Dicho esto, también hay que decir que una etiqueta impresa con dos o tres colores o procesos puede resultar igual de dinámica y efectiva”, concluye. El premio a la mejor etiqueta y el premio al mejor proceso de impresión fueron para Multi Labels (Reino Unido) por la etiqueta de The Irishman Single Malt. Los jueces de los apartados técnico y de diseño otorgaron calificaciones muy altas a esta etiqueta. A primera vista, la etiqueta parece fácil de producir, pero la realidad es otra. Destaca la cantidad de papel dorado empleado, sobre todo en la firma y en las partes que aparecen bajo el fondo oscuro. El hecho de que se usaran diez colores para lograr el resultado final, aparte de incorporar relieve y barnizado en una sola pasada, demuestra el grado de control necesario para producir esta etiqueta tan bien realizada. La combinación de las virtudes de la flexografía y la serigrafía le han valido el premio a la mejor etiqueta.

www.finat.com

Compartir esta entrada