La nueva flejadora KZV-321 de Mosca asegura palés simples y dobles para el transporte

Una sola máquina para flejar palés simples o dobles para el transporte: la KZV-321 de Mosca aporta más flexibilidad, rendimiento y adaptabilidad al flejado de palés.
  • Seguridad de palés a diferentes alturas de manera totalmente automática
  • Lanzas de fleje móviles y arco del fleje abierto para una máxima flexibilidad
  • Su diseño compacto facilita el acceso a los componentes para el mantenimiento

Mosca presenta la máquina flejadora de alto rendimiento KZV-321, que ofrece una funcionalidad dos en uno para el flejado de palés. Se adapta fácilmente a una variedad de formas de productos y es ideal para la industria de la logística y el transporte de mercancías.

“La flejadora KZV-321 es la última incorporación a nuestro porfolio. Es una máquina flejadora de alto rendimiento diseñada para asegurar mercancías para su transporte en palés. Este modelo permite flejar palets simples y dobles a diferentes alturas con una sola máquina. Hasta ahora, estas 2 aplicaciones solo eran posibles utilizando dos máquinas diferentes”, explica el CEO de Mosca, Timo Mosca. Para combinar las dos aplicaciones, la KZV-321 está equipada con un arco de fleje abierto y seis lanzas de fleje móviles a tres alturas diferentes. La máquina detecta automáticamente la altura de un producto cuando éste entra en la máquina, entonces, las lanzas cierran el arco a la altura adecuada y se inicia el ciclo de flejado. Timo Mosca dice: “Esta nueva máquina nos ayuda a conseguir que los procesos de nuestros clientes sean más eficientes y fiables”.

Unión fuerte y eficiente de palets dobles a través de la base del palet

La flejadora KZV-321 fleja hasta 130 palés individuales o 65 palés dobles por hora. La máquina se puede equipar, opcionalmente, con una mesa de giro integrado que le permite asegurar de manera eficiente dos palés para el transporte. En primer lugar, la KZV-321 fleja cada palé por separado para crear un paquete estable y, después, un operario o apilador automático de palés, apila los palés uno encima de otro. Entonces, esta pila constituida por varios palés, entra de nuevo en la KZV-321 y, en caso necesario, se reorienta con la mesa de giro. Por último, las lanzas de fleje atraviesan los patines de la base de los palés superior e inferior creando una unión estable entre los palés apilados.

“Al flejar el doble palé a través de la base, la KZV-321 introduce un proceso completamente nuevo en el mercado que fleja de manera automática y eficiente varios palés”, explica Christian Zwieb, responsable de ventas del departamento de ingeniería de Mosca. El fleje se enhebra a través de las tablas situadas en base del palé y, por lo tanto, no toca los productos, hecho que permite una tensión de fleje máxima sin dañar el producto. “Lo que hace el fleje es sujetar y unir el palé superior e inferior, y no necesita colocarse alrededor de toda la pila. Esto asegura una estabilidad máxima, ahorra material, reduce los costes y ayuda a proteger el medio ambiente”, agrega Christian Zwieb. Este proceso, que se hace en dos etapas, facilita también la división de palés dobles sin afectar la unión entre el palé y el producto. Además, el fleje se quitan rápida y fácilmente sin dejar ningún residuo.

Amplia gama de aplicaciones para logística y transporte de mercancías

Para garantizar una disponibilidad y una eficiencia energética óptimas de la máquina, la KZV-321 está equipada con el cabezal de sellado por ultrasonidos SoniXs, testado en máquinas y operaciones de alto rendimiento. Este cabezal no necesita tiempo de calentamiento y suelda los extremos del fleje manera eficiente con un desgaste mínimo. Para simplificar el mantenimiento, ambos cabezales de sellado están ubicados en el lateral de la máquina y cerca del suelo. La KZV-321 es más compacta y de menor altura que las versiones KZV anteriores. “Esta máquina requiere menos espacio, es fácilmente accesible para los operarios y fácil de mantener”, dice Christian Zwieb.

El diseño modular de la KZV-321 permite a los usuarios elegir las distancias de flejado de foma individual, siendo la estándar de 480 milímetros. “En función del tipo y composición del producto que se va a flejar, podemos ajustar la distancia de flejado a las especificaciones del cliente”, explica Christian Zwieb. La máquina garantiza el transporte seguro de mercancías en todas las industrias, incluida la logística: por ejemplo, productos apilados en palés y en envases de plástico o cartón, barriles o bolsas. Esto convierte a la KZV-321 en una buena opción para los fabricantes de una amplia gama de industrias, incluidos los productos alimentarios, químicos, de la construcción o agrícolas. “Independientemente del tipo de embalaje que se utilice para las mercancías apiladas en palés, la KZV-321 se puede adaptar a una amplia gama de dimensiones y formatos para asegurar de forma óptima los productos para el transporte por carretera, marítimo o aéreo”, concluye Timo Mosca.

Compartir esta entrada