La nueva planta de Leuze en Malasia inicia sus operaciones

Imágenes de Malacca (Malasia). La nueva planta de Leuze abrió sus puertas en julio y empezaron a trabajar unos 100 nuevos Sensor People. En la primera fase de expansión se contratará a un centenar de trabajadores locales más.

Tras un período de construcción de solo 16 meses, Leuze ha inaugurado su nueva planta de producción en Malacca (Malasia). A partir de ahora, los sensores de Leuze para el mercado asiático se fabricarán allí. La gran demanda procede de los sectores de la electrónica, la energía solar y la automatización de laboratorios.

Tomando como referencia el año 2020, las ventas del grupo Leuze electronic se duplicarán de nuevo en 2025. Para la Sensor People, la construcción de la nueva planta de producción de Leuze en Malacca (Malasia) es fundamental para su estrategia de crecimiento global. La construcción del nuevo edificio, en la cual han participado numerosas empresas locales, se inició en enero 2021. Tras sólo 16 meses se finalizó la construcción, y la planta se inauguró oficialmente en julio.

Expansión de las estructuras de producción de Leuze

Para cubrir la demanda global de sus sensores y garantizar unos cortos plazos de entrega, Leuze amplía sus capacidades de producción por un 50% para el primer trimestre de 2023. Para ello, la empresa se basa en una estrategia de fabricación descentralizada. “Nuestro objetivo es tener un centro de producción por continente. Así, no solo mejoramos nuestra capacidad de entrega, sino que también optimizamos nuestros flujos logísticos internacionales”, explica Sebastian Raible, director general de Leuze electronic Malaysia y director del proyecto de construcción de la nueva planta. En principio, la nueva planta de Malasia es un equivalente exacto de la planta de producción principal de Leuze en la sede de Owen/Teck, en el sur de Alemania, con la misma temperatura, la misma humedad y la misma presión. “Todas nuestras fábricas están estructuradas de la misma manera en todo el mundo. Las islas de trabajo se ponen en marcha en Alemania. A continuación, se transportan y reconstruyen en la nueva ubicación”, explica Jochen Wimmer, COO del grupo Leuze electronic. En Malasia, los productos se fabrican principalmente para el mercado local asiático.

La nueva planta crea puestos de trabajo

Las instalaciones de producción y almacenamiento logístico cubren una superficie de 4500 m², es decir, la mayor parte de la nueva planta. Además, 1000 m² se destinan a la administración. También se disponen de 7000 m² para una segunda fase de expansión. Inicialmente se contrató a 100 trabajadores locales y, con el crecimiento de la planta, se contratará a otros 100 nuevos empleados en la primera fase de expansión. En la segunda fase de expansión, se contratarán aún más.

Compartir esta entrada