PANIKER. Apoyando el embalaje sostenible con adhesivos hot melts ecológicos

Siguiendo la tendencia global de empresas y consumidores que buscan producir y comprar productos más respetuosos con el medio ambiente, en este artículo explicaremos el papel de los adhesivos y su relación con la biodegradabilidad, la compostabilidad y la base bio.

El conocimiento y la conciencia de los materiales de embalaje más ecológicos y sostenibles (compostables, reutilizables, biodegradables, etc.) está aumentando. No obstante, suele ser confuso y difícil evaluar el impacto que tienen los adhesivos en el modelo de sostenibilidad de esta industria. Si bien los adhesivos son un componente pequeño, resultan cruciales en la fabricación de los envases modernos.

¿De qué están hechos los adhesivos? ¿Se pueden reciclar?

La mayoría de los adhesivos termofusibles (hot melts) se fabrican típicamente a partir de una combinación de polímeros, resinas, ceras y aditivos funcionales, lo que los convierte en una forma de termoplástico. Los termoplásticos, que son sustancias que se vuelven plásticas al calentarse y se endurecen al enfriarse, son fácilmente reciclables, pero algunos pueden terminar como microplásticos en el medio marino, siendo éste uno de los mayores desafíos.

Los adhesivos son parte integral de la fabricación de envases y la mayoría de las acciones de reciclaje y gestión de residuos garantizan que ningún pegamento de estos materiales entre al medio marino. Cuando se trata de reciclar envases de papel y cartón, la Agenda de la UE  establece que la tecnología estándar de las fábricas de papel está diseñada para separar y eliminar adhesivos durante el proceso de fabricación de papel.

La mayoría de los termofusibles no se reciclan fácilmente, pero es vital que sean compatibles con el reciclaje, es decir, no deben afectar la capacidad del producto adherido para ser reciclado. Algunos adhesivos dificultan este proceso, formando una sustancia comúnmente conocida como “pegajosos”, ya que pueden ablandarse para formar glóbulos gelatinosos en el proceso de fabricación de pasta, pero generalmente no causan gran preocupación y son una parte aceptada del proceso de reciclaje.

Las cantidades no utilizadas de adhesivos termofusibles se pueden reciclar de nuevo en productos similares y, aunque no siempre es práctico, es posible eliminar el adhesivo de la superficie aplicada o también reciclar en tipos de productos similares. En nuestras factorías de Milton Keynes y Frankfurt, Beardow Adams produce adhesivos termofusibles con cero desperdicio de material y cualquier adhesivo no utilizado a menudo se vuelve a recuperar.

¿Cómo pueden trabajar juntos los fabricantes de adhesivos y de embalajes para ofrecer soluciones más ecológicas?

En nuestra industria, es vital que los adhesivos permitan que los materiales de embalaje se eliminen correctamente; deben ser removibles y no deben comprometer el producto terminado, el proceso de producción o el medio ambiente mientras se reciclan. Es igualmente importante fabricar adhesivos eficientes y a la vez contribuir con un futuro más sostenible para la industria del embalaje. De hecho, para todas las industrias.

Hay varias formas en que los fabricantes de adhesivos pueden hacer esto. Empresas modernas como Beardow Adams mejoran continuamente sus productos y servicios, desarrollando nuevos productos que sean lo más ecológicos posible y que puedan cumplir su función original.

FEICA – la Asociación de la Industria Europea de Adhesivos y Selladores declaró: “Día a día, la industria de adhesivos y selladores está desarrollando tecnologías para ayudar a una población mundial en crecimiento a vivir una vida mejor y utilizar los recursos del planeta de manera responsable y eficiente”. Adhesivos sostenibles como variaciones repulpables, renovables, reciclables, biodegradables y compostables.

En Beardow Adams, contamos con un equipo ecológico interdepartamental y de múltiples organizaciones. En nuestras instalaciones producimos regularmente adhesivos con un 40-60% de contenido de base biológica, un índice notablemente elevado al hablar de pegamento. Las resinas que forman este contenido provienen de materiales sostenibles. En 2019, en promedio, más del 30% de las materias primas utilizadas por Beardow Adams para fabricar adhesivos termofusibles eran de base biológica, a partir de recursos renovables.

La sostenibilidad en términos de procesos de fabricación también es una parte clave de la agenda de nuestro Green Team. Algunos de nuestros más populares, los hot melts, son extremadamente eficientes en múltiples industrias, pero también son preferidos por sus beneficios “ecológicos”. Los hot melts son algunos de los pegamentos más limpios para fabricar, ya que no producen humos y prácticamente no producen residuos. Estos productos de nuestra gama BAMFutura™, ampliamente probada en el mercado, funcionan de forma limpia, lo que facilita la longevidad de las máquinas, y ofrecen ahorros de costos reales a través de menores costos de consumo, mantenimiento e inventario, así como un rendimiento extremadamente versátil, lo que contribuye a reducir la huella de carbono.

Los adhesivos termofusibles son 100% sólidos. Como tal, el 100% de lo que se suministra se puede utilizar como producto funcional. En comparación con otras tecnologías, como las emulsiones a base de agua o los adhesivos solventes, donde el contenido de sólidos podría estar típicamente entre el 25 y el 60%, lo que significa que tendría un 75-40% de material desperdiciado, además de tener que deshacerse de los materiales solventes no deseados. Además, como no se requieren túneles / procesos de secado o recuperación de solventes con un adhesivo termofusible, el consumo de energía puede ser menor al calentar un tanque termofusible de tamaño relativamente más pequeño en comparación con los túneles de secado calentados o el equipo de extracción y recuperación.

La huella de carbono relacionada con las entregas de adhesivos termofusibles se reduce en comparación con otras tecnologías de adhesivos (solventes y base agua), donde el contenido de sólidos se reduce dependiendo de la formulación. Por ejemplo, un adhesivo a base de agua con un contenido de sólidos del 50% requerirá el doble de entregas para suministrar la misma cantidad de producto funcional. Generalmente, los adhesivos a base de solventes tienen un contenido de sólidos aún más bajo.

Servicios ecológicos en Beardow Adams

Producir hot melts respetuosos con el medio ambiente y prácticamente sin desperdicio y analizar nuestros propios procesos de fabricación internos en nuestros múltiples sitios de producción para reducir el consumo de energía, desperdicio y agua son solo algunas de las formas en que Beardow Adams está contribuyendo a una economía más verde. También buscamos siempre aumentar y mejorar nuestras ofertas de productos y servicios más ecológicos. Algunas de las opciones que podemos ofrecer a los clientes incluyen:

Adhesivos de dextrina y almidón: elaborados con ingredientes naturales en nuestras instalaciones de Landskrona, Suecia

Adhesivo vegano disponibleBAMFutura 43VE

Adhesivos de base biológica: colas con alto contenido de base biológica

Adhesivos alcalinos dispersables: ayuda al reciclaje de PET y a los procesos de reciclaje de circuito cerrado

Adhesivos para estabilización de palets: reduce y/o elimina la necesidad de plástico retráctil.

Palets de plástico retornables: se re-utilizan los recursos de sobre-embalaje.

Bolsas / sacos de papel disponibles para transportar adhesivos en lugar de su alternativa de plástico

Servicios de optimización de performance de los adhesivos: trabajamos con los clientes para reducir el consumo de adhesivo y optimizar las máquinas para reducir el uso de energía.

Compartir esta entrada