Tendencias de los plásticos en el mundo

Tendencias de los plásticos en el mundo

Cifras de producción y consumo
La producción y consumo de plásticos alcanzó su mayor nivel en todo el mundo el año 2007. La producción mundial en 2008, según la asociación de producción plástica Plastic Europe, fue de 245 millones de toneladas, con una disminución del 6 por 100 comparado con los 260 millones de toneladas de 2007.
Desde hace varios años, los países asiáticos y de Oceanía son los productores más grandes del mundo. Su producción supuso en 2008 el 37 por 100 del total, seguida de Europa con el 25 por 100 y por los estados Nafta con el 23 por 100.
En Europa, los productores alemanes registraron en el año 2009 una reducción del volumen de producción del 15 por 100, cerca de 17 millones de toneladas, comparado con el año 2008. Las ventas para el año 2009 se redujeron un 23 por 100 en comparación con el año anterior, representando 17.500 millones de euros.
En cuanto al consumo en Europa, según Plastic Europe. Alemania con 11,6 millones de toneladas e Italia con 7,6 millones de toneladas encabezan la clasificación y representan entre ambos el 40 por 100 del consumo de plástico en el mercado europeo, seguidos de Francia, España y el Reino Unido.
El sector de embalajes consumió el 38 por 100 de todos los plásticos producidos en Europa, siendo el primer sector de consumo, por delante de la construcción con el 21 por 100 del total, de la industria del motor con el 8 por 100 y de la industria electrónica con el 6 por 100.
El consumo por cabeza fue en Europa de 100 kg en el año 2005. Según Plastic Europe, el consumo por cabeza puede alcanzar los 140 kg en el año 2015.

Aplicaciones crecientes

Los plásticos se utilizan para fabricar envases ligeros y ahorradores de materiales, y a la vez seguros y resistentes.
Como materiales seguros para productos desechables de medicina, como materia prima por ejemplo para diagnóstico en la técnica médica.
Como micro bombas o ayuda de dosificación y aplicación para farmacia en forma de plumas de insulina o inhaladores.
En construcción como perfiles de ventana y material ligero y resistente, para tubos de gas o de aguas residuales.
Como materia secundaria para artículos deportivos y de tiempo libre.
Como césped resistente a cualquier clima y fácil de limpiar en instalaciones deportivas.

Iluminación LED
Los iodos de iluminación (LED) están en auge porque ofrecen un consumo reducido de energía con alto rendimiento de luz. Se utilizan en aplicaciones diferentes como linternas o faros de coche. Para poder crearlos y producirlos económicamente se desarrollan plásticos resistentes a temperaturas cambiantes y capaces de conducir calor. Con ello se lograría optimizar las fuentes de luz en aplicaciones técnicas y también marcaría el comienzo del cambio de la generación de bombillas para el ahorro de energía en los usos domésticos.
Nanotecnología aplicada a los plásticos
Los nano materiales para el relleno y aditivos con base en la nanotecnología pueden ofrecer
a los fabricantes nuevas combinaciones de
características deseadas. Por ejemplo, la exigencia en transparencia y la flexibilidad, el índice de difracción y dureza, la funcionalidad de la superficie y propiedades de los materiales, efectos de insolación y conductibilidad a veces resulta complicado de hacerlos coincidir.
Entre las mejoras introducidas por los aditivos nano son parte de una mejora de las propiedades reológicas, que llevan a facilitar el procesamiento del plástico por un lado, y por otro la conductibilidad, que puede impedir una carga electrostática. Al final de todo ello nos beneficiamos del efecto Lotus de las herramientas con superficies plásticas que se limpian solas.

Bioplásticos: materias secundarias en alza
Muchos plásticos pueden sintetizarse a partir de precursores que no se deriven necesariamente de la petroquímica. También se pueden derivar a partir de productos naturales los precursores biológicos para la producción de plásticos. Los bioplásticos han abierto un nicho de mercado y en algunas aplicaciones de embalaje y productos de consumo ya están situados en la calle.
Se debe diferenciar entre bioplásticos, bioproductos y plásticos biodegradables, y no todos los plásticos biodegradables son obligatoriamente de base biológica. Las materias primas con base vegetal como el maíz son usadas frecuentemente para fabricar este tipo de plásticos.
El desarrollo de las capacidades industriales para bioplásticos se ha visto favorecido por los altos precios del petróleo y una base relativamente económica para biomateriales.

Más información:
Feria K 2010
Tel. +49 211 456 001
www.k-online.de

Compartir esta entrada