AIMPLAS asegura que el Ecodiseño puede reducir hasta en un 80% el...

AIMPLAS asegura que el Ecodiseño puede reducir hasta en un 80% el impacto ambiental de un producto

339

El Instituto Tecnológico del Plástico (AIMPLAS) asegura que introducir criterios ambientales a la hora de diseñar un nuevo producto, puede disminuir hasta un 80% los impactos ambientales que pueda causar ese producto a lo largo de todo su ciclo de vida.
Por ello, el Instituto Tecnológico ha editado dos guías de Ecodiseño dirigidas al sector del Envase y Embalaje y al sector Eléctrico y Electrónico.

Las guías, financiadas por IMPIVA y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, están dirigidas a los diseñadores de productos, ingenierías de desarrollo y personal técnico de empresas fabricantes de piezas de plástico.

Según explica Eva Verdejo, investigadora de AIMPLAS, “el Ecodiseño es una forma de actuar en la etapa inicial del diseño de un producto, con el objetivo de disminuir los impactos ambientales que ese producto tendrá durante toda su vida. Se ha demostrado que un producto desarrollado con criterios de ecodiseño puede reducir hasta en un 80% su impacto ambiental”.

Verdejo asegura que con estas guías “lo que pretendemos desde AIMPLAS es que el criterio ambiental a la hora de diseñar un producto sea tenido en cuenta al mismo nivel en que son considerados el resto de criterios como los técnicos, económicos, etc., desde la etapa inicial de diseño, ya que se ha demostrado que modificar un producto una vez diseñado, resulta prácticamente imposible”.

Las guías recogen todo tipo de acciones de Ecodiseño a tener en cuenta a la hora de diseñar un nuevo producto, como los materiales que deberían ser utilizados, pensar cómo se va a transformar el producto, el uso que se le va a dar, cómo se transporta o cuál será su destino al finalizar su vida útil, entre otras.

Las guías también demuestran que el Ecodiseño reduce costes a la hora de fabricar un producto. “En contra de lo que se piensa, un producto diseñado con criterios ambientales en la mayoría de ocasiones reduce costes, ya que por ejemplo, si se reducen espesores, se ahorra en material, y si ocupa menos espacio, se ahorra en el transporte”, asegura Verdejo.

www.aimplas.es/index.php/es/documentacion-tecnica-publica