Apostar por la innovación y el ingenio en la Cumbre Europea de...

Apostar por la innovación y el ingenio en la Cumbre Europea de envases

314

Los delegados de la Cumbre Europea de embalaje, celebrada en Londres, se reunieron para evaluar el estado de la industria del embalaje. Se presentaron debates sobre la reglamentación, la situación económica y la necesidad de un cambio fundamental en el pensamiento.

La Challenge Network, con sede en Maidenhead, Reino Unido, examinó el vertiginoso ritmo de cambio del planeta y los conductores del cambio a muy largo plazo, como la demografía, la escasez, la estabilidad y la seguridad de los recursos.

También señaló la aparición de los BRIC (Brasil, Rusia, India y China), y comentó cómo la fuerza de trabajo mundial se duplicó en el decenio de 1980, excepto en Europa, y cómo todos sus niveles de vida van a ser regidos por el hecho de que otras personas alrededor del mundo van a ser capaces de hacer lo mismo, mucho más barato.

Sugirió que la innovación necesaria para mantener a las empresas del Reino Unido a la vanguardia en términos económicos y ambientales a menudo la sofocan las batallas internas.

Las empresas deben ser más flexibles y deben liberar tiempo para permitir que el ingenio florezca de manera orgánica en lugar de atar el personal con indicadores de desempeño.

Comenta que la I + D interna y el mundo académico no producen ni de lejos tantas ideas innovadoras como los empleados, socios comerciales y clientes, ya que están divorciados del “dónde, por qué, cómo y para qué. “

Negocios arriesgados

Se comentó que las empresas deberían estar más dispuestas a asumir riesgos en el diseño y probarlos en el mercado en lugar de esperar a que alguien más tome la iniciativa.

Se citó la bolsa de recambio Kenco como una idea – es 97% más ligera que los frascos de vidrio-, lo que resulta en menos residuos en los rellenos sanitarios y se dice que han tenido un impacto positivo en la mentalidad de los consumidores.

También se comentó que los fabricantes necesitan hacer algo más que obsesionarse con los materiales, bajo el argumento de que el contenido reciclado por sí solo no influye en la decisión de compra de la mayoría de consumidores, pero que por otro lado, no hacerlo significa que no se está haciendo uso del mercado de reciclado.

También se afirmó que la calidad de reciclado ha disminuido en los últimos 10 años, por lo que es difícil de conseguir una botella de plástico transparente, y que esto es en parte debido a los recicladores están arraigados en una cultura de la basura y el desperdicio, en lugar de una cultura de gestión de los alimentos.

Los diseñadores también tienen que asegurarse de que las botellas que se ponen en el mercado sean 100% reciclables. Es necesario que haya un cambio en la mecánica de la recogida de botellas, y un proceso de consolidación en la industria del reciclaje.

Se llegó a sugerir que los fabricantes deben poder recoger sus propias botellas en la proporción con que están en el mercado.

Legislar los fines y no los medios

Muchos de los fabricantes en el evento pasaron mucho tiempo haciendo la lista de las medidas que habían tomado para cumplir con los reglamentos, una de las discusiones era que esforzarse para cumplir con ellas no era necesariamente la mejor manera de resolver los problemas de sostenibilidad.

Según la Challenge network, lo que es realmente sorprendente acerca de las industrias altamente reguladas, es que son cada vez menos capaces de tomar decisiones sobre bases economicas claras, y comentó que este tipo de empresas tienen que basarse en expectativas de lo que la política será de aquí a cinco años.

Añadió que lo que se necesita es una legislación más razonable, y una regulación guiada por un diálogo que esté menos preocupado por la forma de hacer las cosas, sino con las cosas que hay que hacer.

Estima que Europa ha sido muy prescriptiva sobre los medios en general y muy vaga y genérica acerca de los fines, y sugiere que se debe ser mucho más concreta sobre los objetivos y dejar que el ingenio los resuelva.

El departamento de Ingeniería de embalaje de Dell señala que el diálogo es la clave para mejorar los empaques sostenibles, ahora es más fácil que nunca lograr que los consumidores se comuniquen con las empresas. La gente en Internet no se inhibe para criticar.

Asimismo, añadió que las empresas ya no tienen que estar en oposición a las organizaciones no gubernamentales, y señaló que durante mucho tiempo se resistieron a hablar.

Eso no significa que esten de acuerdo con todo lo que dicen, pero queda claro que tienen que trabajar juntos. Las ONG’s son muy influyentes y el desarrollo de esas relaciones es crucial para el éxito de las compañías.

Anota que lo último que una compañía quiere es sacar un producto, pensar que es verde y que una ONG diga que no lo es.

La Tierra: ¿Un cementerio de envases?

Después de varios estudios de casos positivos de envasado sostenible, la conferencia magistral de Michael Braungart, co-autor de ‘Cradle to Cradle’, ofrecía una evaluación sombría de la situación.

El ponente afirmó que el planeta está en mal estado porque la gente no maneja adecuadamente los materiales.

Sostiene que el problema no es que seamos muchos -sino que somos estúpidos y que generamos demasiados residuos-, afirmando que es necesario un cambio fundamental en el pensamiento para reducir los residuos antes que la Tierra se convierta en un “cementerio de envases”.

Advirtió que a pesar de que haya muchos métodos y maneras de hacer embalajes más sostenibles, los fabricantes están obsesionados con la eficiencia de costes.

Añadió que, en lugar de hacer una diferencia real, muchas empresas optan por cultivar una apariencia de sostenibilidad.

Dijo que los fabricantes tenían que hacer algo más que cumplir con las regulaciones, y los desafió a dejar de intentar hacer envases “menos malos”, persigan metas más positivas y miren la naturaleza en busca de inspiración para diseños más ecológicamente inteligentes.

Señaló que en la naturaleza todos los residuos son alimento, y que la naturaleza no hace basura, sólo nosotros. Concluyó la ponencia instando a que no esperemos a que el Gobierno nos dé las soluciones, que éstas dependen de nosotros.

La industria de envases es responsable de la mayor parte de los residuos y contaminación del planeta, con las innumerables consecuencias medioambientales que esto acarrea.

Con los recientes fracasos de las cumbres ecológicas se pone de relieve que los gobiernos siguen las pautas que dan los grandes intereses económicos mundiales.

En consecuencia, ni las metas propuestas de reducción de emisiones lograrán revertir el calentamiento global, ni las industrias están dispuestas a asumir los cambios que comporta dicha reducción de emisiones.

Dicho lo anterior, es claro el peso que lleva en sus hombros el sector de diseño de envases es de dimensiones titánicas.

Definitivamente es momento de liberar el ingenio, no será fácil, pero tampoco imposible.

www.pira-international.com