Blockchain y las declaraciones de conformidad para envases alimentarios

Blockchain y las declaraciones de conformidad para envases alimentarios

349

Por: Javier Fernández-Bravo Peñuela (ITI) y Pablo Hernández Muñoz (AIMPLAS)

La implantación de la llamada Industria 4.0 está suponiendo una serie de grandes avances en las tecnologías y los procesos productivos. Estos avances, apoyados en tecnologías de Big Data, simulación y fabricación aditiva, entre otros, están modificando todas las fases del ciclo de vida del producto, desde la fase conceptual, con mayor personalización, pasando por las fases de diseño y producción, a través del uso de herramientas colaborativas o tecnologías como Additive Manufacturing. Esto se extiende también a la fase de venta, donde la experiencia del cliente y las redes sociales se convierten en aspectos vitales, pero también a la fase de operación, ya que la introducción del internet de las cosas ha supuesto toda una revolución.

Una de las tecnologías que más interés ha despertado, y a la vez más complejidad supone tanto a nivel conceptual como a nivel de aplicación, es Blockchain. Actualmente, el principal uso de esta tecnología dentro de la industria del plástico principalmente está en el área de la economía circular. En este sector, dedicado a la eliminación de residuos, reciclado y reutilización de materiales, se requiere de tecnologías que permitan realizar un seguimiento y rastreo de los residuos.

Sin embargo, Blockchain puede ser aplicado en muchas otras áreas. Una de las capacidades más interesantes de esta tecnología es garantizar la inviolabilidad de la información, uno de los aspectos más importantes a la hora de certificar un proceso/producto o garantizar el cumplimiento de la legislación asociada. El proyecto VERITAS persigue asistir a los actores participantes en la cadena de valor del envase alimentario en el proceso de acreditar la conformidad de sus envases y productos relacionados con el uso alimentario, adecuándose a la normativa vigente, y a los cambios en ésta, tanto a nivel nacional como europeo. Para ello, VERITAS se apoya en una plataforma B2B sustentada sobre el despliegue de una red Hyperledger Fabric.

Actualmente, existen tecnologías de identificación, como los códigos ópticos, RFID o marcaje directo en piezas. Sin embargo, no pueden garantizar un 100% de fiabilidad, ya que sus lecturas podrían estar sujetas a manipulaciones o daños del entorno con una posible pérdida de información. Igualmente, en algunos casos, estos sistemas pueden resultar excesivamente caros para implantarlos en plástico en contacto con alimentos. Este es el caso, por ejemplo, de marcadores forenses como los identificadores químicos o de ADN, los radioisótopos y los microidentificadores, que sí podrían garantizar la seguridad y fiabilidad de la información, pero su elevado coste, la complejidad de su implementación y la legislación tan estricta del envase alimentario hace muy complicado llevar a cabo su introducción en el mercado y su certificación.

La plataforma Veritas ofrecerá a las empresas un marco de trabajo integrado por leyes que afecten al sector del envase alimentario, notificaciones ante cambios legislativos y facilidades para la gestión de declaraciones de conformidad, su comunicación a clientes y recepción de nuevas declaraciones de sus proveedores. Gracias a la tecnología blockchain se ofrece un sistema de trazabilidad inmutable del proceso de actualización de estas declaraciones, desde el momento en que se recibe la notificación del cambio del marco legal hasta que la nueva declaración publicada por parte de la empresa. Igualmente, se aprovecha la tecnología para dar una mayor confiabilidad a un sistema de gestión documental con los históricos de las declaraciones de los distintos productos de las compañías participantes.

La tecnología blockchain, Hyperledger Fabric en este caso, aumenta la confiabilidad de esta herramienta de trazabilidad y del repositorio de documentos gracias a sus cualidades de inmutabilidad y no repudio de la información almacenada. Esto se consigue gracias a algoritmos de consenso, encriptación y la redundancia implícita en el sistema. Sus cualidades permitirán detectar cualquier posible manipulación indebida de estos documentos además de dar garantías sobre la respuesta de las empresas a las modificaciones del marco legislativo.

En el caso de la tecnología blockchain dirigida al ámbito empresarial o industrial, resulta de gran interés y utilidad en escenarios en los que diferentes organizaciones cooperan e interactúan entre sí compartiendo u operando sobre conjuntos de información compartida, pero donde no existe, necesariamente, una relación de confianza. Blockchain hace innecesaria la figura de un tercero de confianza, siendo de especial interés en tareas de auditoría o depuración de responsabilidades.

VERITAS es un ejemplo de este tipo de escenario. En él, los participantes mantienen un repositorio de declaraciones de conformidad, a las que sólo tienen acceso aquellas empresas que deben tenerlo, donde la red permite verificar que estas declaraciones no han sido manipuladas y donde no sólo se asiste a las empresas en el proceso de actualización de estas declaraciones, sino que también les permite demostrar su eficiencia y adaptabilidad a los cambios legislativos en el sector.

VERITAS no está orientada sólo a empresas del sector, también permite la participación de otras entidades que puedan dar valor añadido o servicios a estas empresas. Estas entidades podrían participar con un rol que se ha denominado inicialmente como agente notificador, ya que una de sus funciones es la de notificar e informar de los cambios legislativos. Sin embargo, sus funciones pueden ampliarse a aspectos como asistir a las empresas indicando exactamente qué declaraciones se ven afectadas por una nueva ley, acreditar la calidad de una declaración o asistir en la adaptación al nuevo marco legal, entre otros.

Por último, la plataforma también podría ponerse a disposición del público en general, como una herramienta para la consulta, sin necesidad de pertenencia, de aquella información que sea de dominio público. Esto podría incluir los datos de contacto de las empresas participantes, las leyes que afectan al sector o el histórico de las declaraciones de conformidad publicadas por cada empresa (sin ofrecer los documentos en sí, únicamente un listado). Esto supone un interesante ejercicio de transparencia en la agilidad de las empresas para ceñirse a cambios legales que contaría, además, con un plus de fiabilidad al verse respaldado por la tecnología blockchain.

Conclusiones…

Pese a que tendemos a identificar Blockchain con las criptomonedas, sus características de inmutabilidad o no repudio y su potencia en aplicaciones de trazabilidad o auditoría hacen que el número de aplicaciones en otros sectores crezca de manera continua. VERITAS representa una de estas nuevas aplicaciones dentro de la industria. VERITAS proporciona una plataforma para registrar, trazar y ofrecer un histórico de información tan sensible como son las declaraciones de conformidad, así como las leyes y normativas con las que éstas cumplen. Igualmente, se facilita el flujo de esta información entre proveedores y clientes. La inmutabilidad y no repudio de la información, almacenada y replicada en un registro descentralizado e inalterable, sin necesidad de disponer de un tercero de confianza, supone un nuevo escenario que abre la puerta a una innovadora gestión integral, automatizada, segura y más confiable de este proceso crítico en el envase alimentario.

VERITAS ha sido cofinanciado por los fondos FEDER, dentro del Programa Operativo FEDER de la Comunitat Valenciana 2014-2020.

www.aimplas.es