El mayor estudio sobre Bisfenol A (BPA) confirma su seguridad

El mayor estudio sobre Bisfenol A (BPA) confirma su seguridad

283
Compartir

El mayor estudio de Bisphenol A (BPA) confirma, según las autoridades estadounidenses, que el BPA es seguro para los consumidores. El 23 de febrero de 2018 se publicó oficialmente un borrador del informe del estudio global. Los fabricantes europeos de plásticos que utilizan BPA acogen positivamente su publicación. El BPA es un componente clave para plásticos de alto rendimiento y materiales de revestimiento, utilizados también en aplicaciones en contacto con alimentos.

El llamado estudio CLARITY-BPA es la culminación de un programa de investigación en profundidad de varios años de duración, realizado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. (FDA). En una declaración publicada junto con el informe, el Dr. Steven Ostroff, Comisionado Adjunto de la FDA para Alimentos y Medicina Veterinaria, señaló: “nuestra revisión inicial respalda nuestra determinación de que los usos actualmente autorizados de BPA siguen siendo seguros para los consumidores”.

“Los resultados del estudio CLARITY-BPA demuestran una vez más que el BPA es seguro en los niveles muy bajos a los que las personas suelen estar expuestas”, añade Jasmin Bird, portavoz del grupo Policarbonato / BPA de PlasticsEurope. El mayor estudio jamás llevado a cabo sobre este tema indica que el BPA tiene muy poco potencial para causar efectos en la salud, incluso cuando las personas están expuestos a esta sustancia a lo largo de sus vidas”, subraya.

Años de trabajo de investigación

El informe emitido por el Programa Nacional de Toxicología de Estados Unidos (NTP) presenta los resultados de un estudio multimillonario realizado por científicos durante más de cinco años en el Centro Nacional de Investigación Toxicológica de la FDA con fondos del NTP1. El estudio analiza los efectos del BPA en diferentes dosis y evalua tanto una exposición crónica como temprana en dos grupos diferentes de roedores. En la parte crónica, los animales de laboratorio estuvieron expuestos al BPA desde el embarazo hasta su desarrollo temprano y durante toda su vida. Las dosis variaron desde bajas dosis que serían comparables a las exposiciones humanas típicas, hasta dosis que exceden ampliamente dichas exposiciones. El estudio central CLARITY-BPA confirma la ausencia de efectos sobre la salud a niveles típicos de exposición humana.

Tras el proceso de revisión por expertos externos, se finalizará el informe y se espera que los resultados se publiquen en la literatura científica. La Comisión Europea ha ordenado a la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) que reevalúe el BPA a la luz del estudio central CLARITY-BPA. La EFSA espera que el resultado de su evaluación esté disponible a finales de 2019 como muy pronto.

www.plasticseurope.org