Equiplast: economía circular y digitalización, para un sector más sostenible

Equiplast: economía circular y digitalización, para un sector más sostenible

512

El plástico es omnipresente desde que, desde los años 50 del pasado siglo, este material transformase los procesos industriales. Un material que ha sustituido a otros más tradicionales y que tiene que ver y mucho con el desarrollo socioeconómico y el bienestar de la sociedad actual. Sin embargo, y hasta no hace mucho, parecía no importar lo que pasaba con el plástico tras su vida útil. Eso ya no es así. El propio sector, consciente del impacto de su actividad en el entorno, ha decidido tomar cartas en el asunto. Y lo hace tanto por convicción como por obligación normativa. Y para ello, tiene dos grandes herramientas a su alcance: la circularidad y la digitalización.

En este sentido, Equiplast, el evento de referencia del sector a nivel nacional y el segundo de la Unión Europea, pondrá de relieve su compromiso con la sostenibilidad y el medio ambiente. En las últimas décadas, los avances tecnológicos han permitido incrementar los procedimientos y procesos para el reciclaje y recuperación de los plásticos, algo impensable hace poco tiempo. Y eso se podrá ver in situ en el recinto de Gran Via de Fira de Barcelona, sede del salón, en el que se recreará una planta de reciclaje para poder de manifiesto que el plástico se puede y se debe recuperar. Equiplast también podrá el acento en la necesidad de educar y concienciar tanto a la industria como al ciudadano de a pie en un mayor respeto por el entorno natural. En palabras del presidente del salón, Bernd Roegele, “las botellas y las bolsas de plástico no van solas al mar”.

Además, en una iniciativa totalmente nueva, Equiplast contará con un espacio llamado Rethinking plastics en el que se presentarán productos finales hechos con plástico 100% reciclado, biodegradable o procedente de fuentes renovables. Así, los visitantes encontrarán desde un brazo ortopédico personalizado en 3D hasta vajillas biodegradables, pasando por envases, calzado, mochilas o calcetines.

Por otro lado, en el ámbito sectorial, esta toma de conciencia por un mayor respeto por el medio ambiente se traduce en una mayor exigencia en términos de ahorro energético, por lo que se ha invertido mucho en automatización. Es decir, el sector ha apostado por la transformación digital para poder acometer con garantías el reto de minimizar el impacto de su actividad industrial y encaminándose hacia la Industria 4.0, un verdadero cambio de modelo que propicia una mayor productividad y competitividad.

El reciclaje mecánico y el químico son las dos opciones más ventajosas para la recuperación de los desechos plásticos en términos de beneficio ambiental y ahorro económico. En el caso del mecánico, por los ingresos que genera la puesta en el mercado de productos reciclados y en el caso del químico, por contar con nuevas moléculas que se pueden utilizar en nuevas reacciones químicas.

Tres años después de su última edición, Equiplast 2020 volverá a ser el mayor escaparate comercial y promocional de un sector plenamente concienciado acerca de su responsabilidad para un mundo mejor.

www.equiplast.com