Etiquetadora modular. Flexa de Kosme: flexibilidad en el etiquetado

Etiquetadora modular. Flexa de Kosme: flexibilidad en el etiquetado

381

Se trata de una máquina etiquetadora modular y, por tanto, flexible, que ocupa poco espacio y es ideal para líneas de media y baja cadencia.

Gracias a la construcción modular de la Flexa de Kosme es posible conectar únicamente los equipos que se necesitan realmente, es decir, el conjunto etiquetador de cola fría, el conjunto de etiquetas autoadhesivas o el conjunto etiquetador de cola caliente. Así se consigue reducir el espacio que precisa la máquina para su instalación dentro de la línea de producción. El sistema de Kosme para la fijación de los módulos a la máquina revoluciona el concepto convencional de posiciones fijas. Para cambiar de método de etiquetado basta con intercambiar los conjuntos etiquetadores actuando simplemente en la conexión de los mismos con la máquina principal. Es posible aplicar etiquetas delanteras, traseras o collarines ya sea con conjunto etiquetador de adhesivo frío, adhesivo termofusible o etiquetas autoadhesivas y ajustarse así a las necesidades actuales o futuras. Así se obtiene también una mayor accesibilidad para realizar intervenciones de cambio de formato, mantenimiento o limpieza.

Muy compacta

La Flexa de Kosme se caracteriza por su forma compacta que facilita su conexión a una línea de envasado ya existente. La posibilidad de separar la mesa de portaenvases de los conjuntos de etiquetado también supone poder aumentar el rendimiento.

Esta máquina rotativa reúne todas las características necesarias para obtener un etiquetado perfecto con conjuntos de etiquetado de adhesivo frío, adhesivo termofusible o con etiquetas autoadhesivas. También admite la aplicación de precintos en forma de I, L y U. Gracias a la rotación de los portaenvases, comandados mediante levas electrónicas, los envases son orientados en la mejor posición para su etiquetado. Si es preciso, también es posible ampliar el sistema de orientación de los envases mediante tecnología por cámaras o fotocélulas o también mediante fibra óptica que se rige por zonas en relieve en la superficie de la botella. La construcción modular permite, además, la integración de otros equipamientos opcionales como, por ejemplo, un sinfín servocomandado, estrellas regulables o estrellas con pinzas de agarre, diversos modelos de platos giratorios o bien un sistema automático de control de etiquetado. La estación de etiquetas autoadhesivas, que de todos modos ya está dotada de dos bobinas para acelerar el cambio entre ellas, puede ser ampliada con una estación automática o semiautomática de desenrollado para que la producción sea prácticamente continua.

Combinar es ganar

La posibilidad de reunir en una única máquina varios métodos de etiquetado permite reducir el número de máquinas empleadas en una línea de producción. La Flexa ejecuta numerosas aplicaciones con envases de diferentes formatos, diámetros y etiquetas de diversos tipos. Con la estrella universal, por ejemplo, es posible trabajar con envases de entre 50 y 110 milímetros de diámetro sin ningún problema, ofreciéndole al cliente flexibilidad sin costes adicionales y una reducción del tiempo invertido en los cambios de formato respecto a las piezas de formato convencionales. Incluso es posible combinar el etiquetado con adhesivo frío, adhesivo termofusible y etiquetas autoadhesivas en una única operación. Desde el nuevo panel con sus múltiples funciones (nuevo sistema de ajuste electrónico, la configuración de nuevos parámetros para cubrir otros formatos, el acceso al manual digital de piezas de repuesto, etc.), el manejo de la Flexa es muy cómodo y simple.

www.krones.com