Fortaleza e innovación en alimentación

Fortaleza e innovación en alimentación

658

Fortaleza es la palabra que mejor define al consumo en alimentación, ya que los alimentos son necesarios para la vida de las personas. Se consumen alimentos de cualquier tipo, casi siempre envasados, en porciones pequeñas como corresponde a los hogares cada vez más unipersonales en todo el mundo, o en envases mayores para familias numerosas o grandes consumidores. Hay alimentos sólidos, líquidos e incluso gaseosos, como nos enseñan los maestros de la moderna cocina española, que envasan los olores y se los dan a degustar al hambriento comensal a la vez que la comida, pero por separado.

Otro término definitorio es la innovación que no cesa en los envases para alimentación. El consumidor lo exige y la industria se afana en buscar envases que satisfagan las múltiples necesidades de los consumidores modernos. Innovación para respetar el medio ambiente, una idea firmemente asentada en los cerebros de los más jóvenes, consumidores actuales y de futuro, lo que se traduce en envases activos de todo tipo: para alargar la vida del producto, para mostrar su posible frescura, para facilitar la rápida preparación de los alimentos y su conversión en un plato listo para comer.

Innovación que demuestra el respeto hacia los mayores, cada vez más longevos y por tanto consumidores durante mucho más tiempo que antes, con nuevos y más sencillos cierres, facilitando su lectura de las etiquetas y ayudando a mejorar su calidad de vida.
Incluso las crisis tienen algo de bueno, ya que obligan a racionalizar la oferta de productos, a la rebaja de costes y al incremento de la innovación, precisas todas ellas para continuar mostrando un perfil propio en el mercado y mantener la identidad de marca ante los consumidores. Si se dice que el hambre agudiza el ingenio, lo mismo podríamos decir de esta crisis interminable, que parece no nos va a abandonar tampoco durante el presente año 2012. Con crisis o sin ella, los alimentos se seguirán consumiendo y envasando cada vez más, y a efectos del envase lo mismo da marca blanca que muestra la marca de la cadena, que productos con marca propia y asentada.

Eloy Maestre Avilés