IFFA 2019: producción optimizada mediante digitalización

IFFA 2019: producción optimizada mediante digitalización

368

La optimización de los procesos de producción se basa cada vez más en la digitalización y el trabajo en red. El objetivo es aumentar la seguridad de la producción y el grado de uso de las máquinas, trabajar de forma más eficiente energéticamente o poder reaccionar de forma más flexible a los cambios del mercado.

Del 4 al 9 de mayo, las empresas líderes a nivel mundial mostrarán en IFFA sus tecnologías más punteras y darán información sobre las tendencias y desarrollos más importantes en la industria del procesamiento de la carne. En este sentido, se dedicará una parte importante de la feria a la optimización de los procesos de producción. Los ejemplos de prácticas recomendadas que se mostrarán ofrecerán a los visitantes estupendas propuestas y ayudas para la toma de decisiones.

Sensores inteligentes: el sentido de las máquinas

En la fábrica inteligente, los productos deben comunicarse con las máquinas descentralizadas, organizarse por sí mismos, dirigirse y controlarse. Un requisito básico para ello es la disponibilidad en todo momento de los datos de estado de productos, máquinas, accionamientos, cojinetes, etc. De ello se encargan los llamados sensores inteligentes. Además del propio sensor para el registro de los parámetros de medida, cuentan también con microprocesadores integrados para preparar y reelaborar señales. Junto a los parámetros clásicos, como temperatura, consumo de corriente, par de torsión y presión, también registran gases e impurezas microbianas.

Cambio de paradigma en «Condition Monitoring»

El clásico mantenimiento tras intervalos u horas de servicio establecidos por motivos de seguridad se realiza a menudo demasiado pronto, lo que acorta de forma innecesaria la vida útil de componentes aún intactos, como accionamientos, ejes o cojinetes. De este modo, las empresas pierden capital y recursos valiosos. Los daños en las máquinas no surgen de la nada, sino que se anuncian con antelación mediante ruidos extraños, vibraciones repentinas en la máquina o aumentos de temperatura, así como un mayor consumo eléctrico y similares. Estas modificaciones pueden registrarse en tiempo real mediante sensores inteligentes, supervisarse en línea y evaluarse mediante el correspondiente CMS (Condition Monitoring Software). Todo ello permite un mantenimiento preciso y proporciona información valiosa para seguir optimizando máquinas e instalaciones.

Chips RFID como tarjetas de trabajo electrónicas de gran valor

La RFID (identificación por radiofrecuencia, del inglés «Radio Frequency Identification») permite la transmisión en tiempo real de datos por radio entre transpondedor y cabezales de lectura y escritura. Los transpondedores integrados en los ganchos del matadero, comederos, palés, embalajes o piezas de máquinas se comunican de forma bidireccional con los cabezales de lectura y escritura instalados en las estaciones de procesamiento y envasado. Así, por ejemplo, los chips RFID integrados de fábrica en las cuchillas para loncheadoras contienen, además de los datos de geometría de los filos, los correspondientes programas de afilado y sus números de serie y de artículo cifrados. El cabezal de lectura y escritura RFID instalado en el módulo de afilado lee los datos de la cuchilla, la identifica, ejecuta el programa de afilado correspondiente y, a continuación, actualiza los datos del transpondedor, incluidos los datos de las reservas de procesamiento que quedan. El principio puede transmitirse también a otros muchos niveles de procesamiento y transformación a lo largo de la cadena de producción.

Sistemas de visión para mayor eficiencia, transparencia y calidad

La combinación de cámara digital y software de evaluación da a las máquinas la capacidad de ver y, de ese modo, la posibilidad de reaccionar de forma precisa a los cambios ambientales y tomar decisiones. De ese modo, se reconoce la ubicación, la posición, la orientación, la forma, el tamaño y el color de cualquier objeto que pase por las cintas de transporte. Los datos que se obtienen así se usan, por ejemplo, para controlar robots y unidades de expulsión o para evaluar los porcentajes de grasa y magro en la clasificación en línea de embutidos de beicon como producto de calidad A, B o C. Otras aplicaciones son la comprobación de la integridad de los envases, así como la colocación e impresión correctas de etiquetas de acompañamiento o envío.

Planificación eficaz con el gemelo digital

El gemelo digital es algo más que una representación digital 1:1 de su equivalente físico. Aunque solo sea de forma virtual, cuenta con los mismos sensores, comportamiento y características, además de software, por lo que también está conectado en red con otros sistemas. Todo ello hace de él una herramienta de desarrollo perfecta para planificadores y constructores.

Los ámbitos de aplicación típicos son simulaciones virtuales de procesos, así como pruebas funcionales de componentes, módulos, máquinas o instalaciones completas, incluido su software de control y aplicación. Esto permite la detección y corrección de errores ya antes de la producción real, lo que ahorra costes, tiempo, recursos y energía. Con el gemelo digital, los especialistas de ventas, planificación, producción y mantenimiento, tanto del fabricante como del cliente, pueden reproducir, debatir y optimizar juntos todas las opciones de forma realista. Otras opciones del gemelo digital son la formación de futuros operarios de máquinas e instalaciones que vayan a usar el sistema, así como la puesta en marcha virtual. Y por último, también puede operarse y realizarse el mantenimiento de la instalación real a través del gemelo digital, incluso de forma transfronteriza.

IFFA abrirá sus puertas del 4 al 9 de mayo de 2019 en Fráncfort del Meno. La feria líder internacional de la industria de la carne inicia con un buen presagio: más de 1.000 expositores procedentes de cerca de 50 países se han registrado para el evento más destacado del sector. Estos ocuparán una superficie de exposición de 120.000 metros cuadrados brutos, un ocho por ciento más que en la edición anterior. La integración del nuevo pabellón 12 permite el crecimiento de IFFA. Por primera vez, la feria ocupará toda la parte oeste del recinto ferial de Messe Frankfurt, ofreciendo una visión general sobre toda la oferta y una vivencia orientada al futuro.

www.iffa.com