La amplia gama de cabinas para pruebas ambientales C&W llega a España

La amplia gama de cabinas para pruebas ambientales C&W llega a España

153

Las cabinas C&W, en el mercado desde 1978, ofrecen las condiciones de prueba ambientales precisas exigidas por la industria y las normativas actuales. Desde ahora ya están disponibles en España, de la mano de TQC Sheen y Lumaquin.

Su fiabilidad, facilidad de operación y construcción robusta, han llevado a su uso en todo el mundo en los principales sectores de la industria. Cada una de estas cabinas están diseñadas para cumplir con los requisitos y las normativas en vigor de las industrias de pintura, plástico, embalaje, papel, cartón, electrónica, automotriz, aeroespacial, naval, militar, textil y de telecomunicaciones.

C&W produce cuatro modelos de cabinas, cada uno con disponibilidad de diferentes volúmenes: cabinas de humedad, de acondicionamiento de humedad, de corrosión cíclica y de niebla salina.

Las cabinas de humedad están diseñadas para reproducir condiciones de alta humedad, a temperaturas constantes. Se fabrican diferentes versiones, con capacidad desde 100 hasta 2.000 litros, posicionables a cualquier temperatura entre 30ºC y 80ºC, aumentando o disminuyendo según el tiempo marcado.

Las cabinas de acondicionamiento de humedad funcionan como cabinas de humedad variable, humedad de temperatura, ambientales, climáticas o de acondicionamiento. Cuentan con un microprocesador capaz de almacenar hasta siete métodos de prueba diferentes, una bomba peristáltica de velocidad variable y un condensador independiente hasta el alojamiento del calentador de aire. Usan un sensor de temperatura NTC y otro de HR capacitivo independiente, con filtro de micro membrana.

Para uso en todos los sectores, desde la fabricación de automóviles hasta las industrias de pintura, plásticos, envases, electrónica, aeroespacial, militar y naval, C&W produce las cabinas de corrosión cíclica, que ofrecen una transición rápida entre los regímenes de prueba con una fluctuación mínima gracias a su atomizador, el cual garantiza una distribución uniforme y precisa de la niebla salina y de la ratio de recogida en toda la cámara. También cuentan con control de temperatura del agua totalmente ajustable con pantalla digital, protección al sobrecalentamiento y al bajo nivel de agua, fácil acceso para el llenado y la esterilización y un sistema de alarma opcional.

La gama de cabinas de niebla salina se recomienda para probar tanto los componentes como los paneles de prueba revestidos. El diseño garantiza que cumplan los requisitos establecidos en las principales normas nacionales, internacionales y corporativas. Se caracteriza por incluir un panel de control de teclado de membrana impermeable “Soft touch” táctil, con pantalla digital y una torre de humificador de llenado automático para la saturación y calentamiento de aire comprimido. Los ciclos de secado son totalmente ajustables de 0 a 9999 minutos y la purga de aire para eliminar la sal corrosiva puede realizarse de forma manual o automática.

Lumaquin lleva más de 40 años distribuyendo equipos y consumibles para laboratorios de calidad de la industria, proporcionando a los departamentos de I+D y de Calidad, los equipos de medida y control más idóneos para sus distintas fases industriales.

www.lumaquin.com