La Huella de Carbono de Envases de Cartón 2019

La Huella de Carbono de Envases de Cartón 2019

369

Pro Carton se complace en compartir su informe de la huella de carbono de sus envases de cartón. El estudio muestra que el impacto del carbono de una tonelada de envases de cartón a lo largo de todo su ciclo de vida es de 326 kg/CO2. Debido a cambios en la metodología, detallados en el informe, esta cifra no se puede comparar con la de anteriores iteraciones. No obstante, hemos llevado a cabo una comparativa homogénea que muestra una reducción en el impacto del carbono de un 9% con respecto al estudio anterior de 2015.

Contexto

La huella de carbono de los envases de cartón que se presenta en este documento se ha calculado de acuerdo al Marco de trabajo de la huella de carbono de la Confederación Europea de la Industria del Papel (CEPI, por sus siglas en inglés) para productos de papel y cartón (abril de 2017) y a las subsiguientes Directrices de la Confederación de Manipulados de Papel y Cartón de la Unión Europea (CITPA, por sus siglas en inglés) para calcular la huella de carbono en productos de papel (marzo de 2018). Como recomiendan estos documentos, el valor que se calcula es el impacto de carbono total a lo largo de toda la vida de un envase de cartón y, para ello, se consideran las emisiones y absorciones de gases de efecto invernadero (GEI) de origen fósil y biogénico y la semisiones procedentes del cambio directo del uso de suelo (dLUC, por sus siglas en inglés). Se calcula también el carbono que almacena el producto cuando sale por primera vez al mercado.

Además de los resultados cuantitativos, sorprenden las siguientes manifestaciones que confirman los aspectos excepcionales que han de considerarse al evaluar el impacto de carbono de los envases de papel.

1) Todo producto de papel o cartón posee dos aspectos positivos únicos:

• Están elaborados a partir de una materia prima renovable, partiendo de la base de que los bosques tienen la capacidad de absorber CO2.

• Almacenan carbono y, además, al reciclar productos de papel y cartón se retrasa la vuelta a la atmósfera de ese CO2.

2) Si se tratan los bosques de manera sostenible, las reservas de carbono crecen o, al menos, permanecen estables. De acuerdo al inventario de GEI de la Unión Europea, los bosques de los 28 países de la UE son un sumidero neto de carbono, con absorciones netas de CO2que aumentaron más de un 19% entre 1990 y 2014.

Los datos primarios sobre la producción de cartón y su conversión en cajas se han extraído del informe de datos medioambientales de 2019 para el sector de los envases de cartón. La información secundaria para el cálculo de otras unidades proviene de bases de datos públicas disponibles que se especifican en el Anexo de las pautas de la CITPA. Se ha considerado una tasa de reciclaje del 91% para el final de la vida útil, cuyo material restante se destina a la recuperación de energía (5%) y a vertederos (4%). Con fines de diseño, se ha considerado utilizar un circuito de reciclaje abierto.

Resultados

Mediante el planteamiento descrito anteriormente, se ha calculado que el impacto total de carbono a lo largo de la vida de una tonelada de cartón equivale a 326 kg de CO2, tal como se resume en la siguiente tabla:

Tiene un valor de 1689 kg CO2e por tonelada de cartón. Este valor se proporciona como información adicional y no debe restarse del total de la huella de carbono. A la hora de interpretar los resultados, hemos de recordar que una gran proporción del carbono original que contiene el producto cuando sale por primera vez al mercado pasa al ciclo de vida de productos posteriores. Se estima que el 91% del cartón se recicla. El carbono que contienen estas fibras recuperadas (1537 kg CO2e) pasará a otros productos y estará secuestrado dentro del producto hasta que ya no sea posible reciclar esas fibras. Llegados a ese punto, las fibras se destinarán a la recuperación de energía o los vertederos, con sus correspondientes emisiones.

Interpretación

El método aplicado previamente para calcular la huella de carbono del cartón solo se centraba en las emisiones de GEI fósiles desde el bosque hasta la salida de la fábrica del producto. Los últimos cálculos reflejan cambios significativos en la metodología trazados por la CEPI y la CITPA y abarcan las emisiones y absorciones de origen fósil y biogénico hasta el final de la vida útil del producto, así como el cambio directo del uso de suelo. No obstante, no es pertinente comparar los resultados de este documento con los de versiones anteriores. Si calculáramos el impacto de carbono del cartón en 2019 utilizando la misma metodología que en las versiones anteriores, los resultados mostrarían una mejora del 2019 del 9% en comparación con 2015.

www.procarton.com