La lata, el envase de bebidas gana terreno en España año tras...

La lata, el envase de bebidas gana terreno en España año tras año

370

En 2018 se vendieron, en el mundo entero, más de 300.000 millones de unidades y se estima que el mercado global registró un crecimiento del 2%. En el ultimo quinquenio, el crecimiento ha sido del 4%, ganando participación de mercado de forma sostenida.

En España, el mercado de las latas refleja también esta vitalidad. Durante el primer trimestre de 2019, sus ventas en híper, súper y discount registraron un aumento del 1,4% en volumen, hasta alcanzar una cuota del 46,4% (en volumen del mercado total de refrescos + cervezas).

La lata de 33 cl se afianza como el formato preferido de envase individual ideal, tanto en refrescos como en cerveza, no solo para consumidores, sino también para la distribución, donde el multipack de 8, 12 unidades, o incluso los promocionales de mayor tamaño, son los formatos que más se venden en la alimentación moderna.

Cervezas: la lata llegó para quedarse. Es el formato preferido, rivalizando en hectolitros con el barril, el rey del café-bar

En los años de la crisis, se produjo un aumento de las ventas de cerveza para el consumo en el hogar, en detrimento del consumo inmediato Horeca. La penetración de esta bebida en café-bar sigue siendo única: es la bebida fría más consumida en este canal.

La razón del éxito de aquel cambio radical de consumo se debió a la versatilidad de la lata de bebidas y a sus multipacks promocionales, que han llegado a todas las despensas de los hogares españoles.

Refrescos: las latas ganan terreno

Los consumidores compran cada vez más refresco en lata, en detrimento de envases de mayor tamaño. Gracias a ello, en el primer trimestre, la lata de refrescos supuso el 29,2% del mercado en términos de ventas en volumen, tras ser el único tipo de envase en números positivos: +1,1%.

También los nuevos y pujantes mercados, como las bebidas energéticas, tradicionalmente “lateras”, son escenario del avance de la lata de bebida.

Dentro de los “envases individuales “, la lata se afianza como el preferido, no solo en el hogar sino también en el consumo fuera de casa, o en otros momentos: para mitigar la sed al aire libre, acompañar la comida o compartir con amigos.

La lata es un envase que goza de todos los atributos logísticos, de conservación del producto y de infinita reciclabilidad que se le pueden exigir a un envase de bebida comercial.

www.latasdebebidas.org