Ludo Gielen y Schoeller Allibert invierten juntos 15 millones de euros en...

Ludo Gielen y Schoeller Allibert invierten juntos 15 millones de euros en una planta nueva en Beringen

958

SCHOELLER ALLIBERT. Ludo Gielen 1. 02-12-2016En Beringen, en el antiguo emplazamiento de la imprenta Printing Partners, se procederá en breve a la colocación de la primera piedra del nuevo establecimiento de Schoeller Allibert. Schoeller Allibert es líder del mercado europeo de envases, embalajes y contenedores de plástico reutilizables, ofreciendo así alternativas sostenibles para los envases y embalajes desechables como el cartón, la madera y el plástico de un solo uso. A la larga, la planta nueva dará trabajo a unas 70 personas. Pero lo que realmente convierte este proyecto en especial es que el empresario limburgués Ludo Gielen, quien dirige el equipo de innovación de Schoeller Allibert, invierte personalmente con fuerza en el edificio. Y es que cree firmemente en el futuro de los envases, embalajes y contenedores de plástico reutilizables, así como en el futuro crecimiento de Schoeller Allibert.

En el establecimiento belga de Schoeller Allibert, que a día de hoy está ubicado en Leopoldsburgo, esperan 2017 con mucha ilusión. Porque con la construcción del nuevo establecimiento en Beringen, los trabajadores no solamente van a tener una nueva base de última generación que deberá convertirse en fábrica modelo para los demás establecimientos del grupo, también se está invirtiendo mucho en la tecnología de moldeado de productos de grandes dimensiones. El empresario Ludo Gielen y Schoeller Allibert unen sus fuerzas para realizar una inversión financiera de quince millones de euros. “Con esta tecnología, Schoeller Allibert traerá mucha innovación y saber hacer a la región de Limburgo”, explica Ludo Gielen, quien dirige personalmente el equipo de innovación de Schoeller Allibert. “Dispondrá de una de las máquinas más grandes del Benelux, con una capacidad de inyección de unos 45 kilos. Nuestra producción, que debe suministrar al Benelux, el norte de Francia, el oeste de Alemania y el Reino Unido, deberá por lo tanto ir orientada hacia nuestros productos de gran volumen. Como la Big Box Maximus 850 L destinada, entre otras cosas, a la fruticultura o la ClickPall de plástico para la industria petroquímica. Los primeros productos saldrán de fábrica en el verano de 2017”.

Gilbert Lambrechts, concejal de economía local de Beringen, espera también con impaciencia la llegada de Schoeller Allibert. “La llegada de una empresa con semejante presencia es muy importante para nuestro municipio”, comenta. “Schoeller Allibert está en plena expansión y, por lo tanto, favorecerá el empleo en nuestra localidad”. Para apoyar su crecimiento, a día de hoy Schoeller Allibert tiene ya diez puestos vacantes para, entre otros, un director de producción, especialistas en moldeado por inyección, un colaborador para la cadena de abastecimiento y un responsable de comercio electrónico. A la larga, el nuevo establecimiento deberá dar trabajo a unos 70 trabajadores.

Se cierra el ciclo

SCHOELLER ALLIBERT. Ludo Gielen 2. 02-12-2016Naturalmente, la singular elección de Ludo Gielen de invertir personalmente a través de Blue Oceans XL no aparece de la nada. “A nivel mundial se dedican unos 600 mil millones de dólares a la producción de productos de embalaje como, por ejemplo, bandejas, láminas, botellas para champú”, cuenta Ludo Gielen. “Pero el mercado de los envases de transporte retornables, o envases reutilizables y duraderos apenas alcanza seis mil quinientos millones de dólares. Eso significa que en la actualidad apenas un uno por ciento es reutilizable. Por ello, creo firmemente en el potencial de Schoeller Allibert para poder crecer hasta convertirse en una empresa con una cifra de ventas de dos mil millones de euros. Pero para ello hemos de ganarnos a la industria y al consumidor, quienes deberán abandonar nuestra cultura de lo desechable. Nuestra tarea no consiste únicamente en ingeniar productos de-la-cuna-a-la-cuna innovadores, sostenibles y de primera calidad, sino también de darles una forma que resulte asequible para la industria (de uso compartido) y sea aceptada por el consumidor. Es la única manera de reducir la enorme cantidad de residuos que generamos. A propósito, ¿sabías que en la nueva fábrica aprovecharemos para nuestra producción el contenido de los conocidos contenedores amarillos para envases de plástico, metal y briks que son reciclados y transformados en materias primas de calidad e inodoras? De este modo el ciclo quedará realmente cerrado, algo que nos llena de orgullo”.

Una joya

El nuevo establecimiento en Beringen fue diseñado por el estudio de arquitectura Wastiau & Cº. “Será una fábrica muy luminosa donde será agradable trabajar”, nos cuenta Ludo Gielen. “La fábrica constará de una nave de producción de 6.500 m², que dispondrá de 3.500 m² de espacio de almacenamiento exterior y contará con un centro de ventas e innovación de 1.200 m². En la segunda planta prevemos un espacio inspirador para realizar lluvias de ideas. Será una verdadera joya”.

En su diseño, los arquitectos de Wastiau & Cº han tenido en cuenta a los dos protagonistas del proyecto, Blue Oceans XL y Schoeller Allibert. Se prestó mucha atención a su punto de vista compartido en materia de sostenibilidad, responsabilidad social, innovación y creatividad. “Además, para este proyecto no partimos, como es habitual, de un plano sino de una forma”, explica el arquitecto W. Allen Zimmerman de Wastiau & Cº. “Nos dejamos inspirar por una gama de productos de Schoeller Allibert y el estado líquido del plástico durante el proceso de producción. Para Schoeller Allibert el edificio será una tarjeta de visita que causará sensación, de eso no cabe duda.” Las obras de construcción del nuevo establecimiento en Beringen tomarán comienzo a finales de enero de 2017.

www.schoellerallibert.com