Metal Packaging Europe lidera una nueva iniciativa frente al desperdicio alimentario

Metal Packaging Europe lidera una nueva iniciativa frente al desperdicio alimentario

931

La conservera española Frinsa, a través de su marca Ribeira, y el fabricante de envases Crown se han unido para suministrar las latas de atún con las que construir una gran escultura en forma de guitarra. El diseño, cedido por la institución benéfica americana Canstruction, está compuesto por 1.100 latas de atún. Las latas se han donado al Banco de Alimentos de Madrid durante la celebración del III Encuentro Alimarket Soluciones de Envasado para el Gran Consumo celebrado en Madrid el 15 de junio.  Con esta acción conjunta y la donación al Banco de Alimentos, la industria pone en valor el importante papel que el envase metálico juega en la lucha contra el desperdicio alimentario.

Olivier Aubry, Director de Marketing y Desarrollo de Negocio de CROWN Food Europe y Presidente de la Comisión de Alimentación de Metal Packaging Europe ha comentado “Esta iniciativa de la industria ilustra perfectamente lo que el envase metálico puede ofrecer. Distribuimos millones de productos de forma segura y sostenible por todo el mundo y contribuimos a evitar el desperdicio alimentario cada día. La donación de latas de atún es la donación de un alimento rico en Omega 3 y saludable.” La empresa Frinsa ha señalado estar encantada de colaborar en este proyecto.

Paulino Magro y Carmen Navarro, voluntarios del Banco de Alimentos de Madrid, explicaron que los bancos de alimentos cumplen en la actualidad una función social imprescindible. “Desde el Banco de Alimentos de Madrid atendimos en 2016 a 190.696 personas con necesidades y se distribuyeron 20.654.488 de kilos de alimentos.” Paulino Magro agradeció en nombre del Banco de Alimentos de Madrid el cheque por valor de 1.100 latas de atún que Gordon Shade, CEO de Metal Packaging Europe y en representación de Crown Food Europe le entregó durante  el Encuentro de Soluciones de Envasado.

Metal Packaging Europe representa a los principales productores de envases metálicos en Europa y tiene la intención de extender esta iniciativa a toda la cadena de distribución de alimentos y bebidas en el futuro. Las latas de conservas son una extensión de la naturaleza y evitan que los excedentes de cosechas se pierdan. Ofrecen productos seguros y previenen el desperdicio alimentario al minimizar las cantidades de productos que se acaban tirando. Las latas conservan los nutrientes y vitaminas de los alimentos, ofreciendo productos saludables y frescos hasta 3 años después de su recolección. Las latas son líderes en su vida útil. Una vez selladas, conservan los alimentos frescos durante más tiempo que ningún otro envase.

www.metalpackagingeurope.org