Polímeros optimizados tribológicamente para el contacto con alimentos

Polímeros optimizados tribológicamente para el contacto con alimentos

510
Aptos para el contacto con alimentos, libres de lubricantes y detectables: con iglidur FC180 e igumid FC, igus ha desarrollado dos nuevos materiales para cojinetes esféricos y de deslizamiento. (Fuente: igus GmbH)

igus el especialista en plásticos para movimiento confía en materiales detectables visual y magnéticamente para sus cojinetes esféricos. 

En la actualidad, los componentes de máquinas de la industria alimentaria deben estar exentos de lubricación y ser resistentes a líquidos y a la corrosión. Con el objetivo de identificar rápidamente las piezas rotas en caso de daños en los sistemas, ahora igus ha desarrollado dos nuevos materiales detectables tanto visual como magnéticamente para los cojinetes esféricos y de deslizamiento: iglidur FC180 e igumid FC. Ambos cumplen con las normas de la FDA y la directiva UE 10/2011 y, por tanto, son idóneos para su uso en la industria alimentaria. 

La detección de cuerpos extraños desempeña un papel fundamental en la producción y envasado de alimentos para garantizar una calidad perfecta y evitar la contaminación de los alimentos. Por eso, ahora igus ha desarrollado iglidur FC 180 (FC = Food Contact), un nuevo material optimizado tribológicamente para el contacto con alimentos. Este nuevo material es muy visible gracias a su color azul y puede localizarse con detectores de metales al estar compuesto por aditivos aptos para el contacto con alimentos. De esta forma, las piezas rotas pueden detectarse y retirarse rápidamente en caso de que se produzcan daños en el sistema, asegurando la pureza de los alimentos y evitando costosas retiradas de productos. El nuevo material cumple con las especificaciones de la FDA y la directiva UE 10/2011, por lo que puede utilizarse para aplicaciones en contacto directo con alimentos. Lars Braun, especialista en la industria del envasado y empaquetado en igus, explica: «Su baja absorción de humedad y su funcionamiento sin lubricación son criterios adicionales que aseguran la funcionalidad óptima de este material en aplicaciones de la tecnología alimentaria, la industria de bebidas y la industria del envasado y empaquetado».

Los detectores de metales de Sesotec GmbH pudieron identificar fragmentos de los nuevos materiales de igus de hasta 0,02 g. (Fuente: igus GmbH)

Detección de metales también para cojinetes esféricos igubal

En cuanto a la gama de cojinetes esféricos igubal, ahora el especialista en plásticos para movimiento confía en un nuevo material detectable. Con una carcasa hecha del material igumid FC y un cojinete esférico de iglidur FC180, por primera vez igus ha desarrollado cojinetes igubal autoajustables que han sido aprobados para el contacto directo con alimentos. La excelente detectabilidad de estos materiales también fue comprobada por parte de Sesotec GmbH, especialista en detección de cuerpos extraños y fabricante de detectores de metales para la industria alimentaria. Al pasar por el detector de metales INTUITY pudieron identificarse fragmentos muy pequeños, de hasta 0,0139 g (iglidur FC180) y 0,0157 g (igumid FC). Los nuevos cojinetes reducen las vibraciones, son resistentes a la corrosión y a los fluidos gracias a su base de polímero, que permite soportar procesos de limpieza con agua y diferentes agentes limpiadores.

De este modo, los fabricantes de máquinas y los trabajadores de la industria alimentaria ahora pueden equipar sus máquinas de forma rápida y fácil con una amplia gama de cojinetes de igus mientras duplican el ahorro en costes. Esto se debe a que los cojinetes plásticos no necesitan mantenimiento y tienen un precio mucho más económico que las soluciones metálicas selladas que utilizan lubricantes de grado alimentario.

www.igus.es