Smurfit Kappa lanza bolsas con el nuevo ”Safe curve”

Smurfit Kappa lanza bolsas con el nuevo ”Safe curve”

247

Siempre a la vanguardia de la innovación tecnológica, Smurfit Kappa Bag-In-Box ha lanzado un nuevo tipo de soldadura en sus bolsas.

Además de las soldaduras longitudinales y transversales, las bolsas tienen ahora ocho soldaduras curvas en los cuatro ángulos, dos en cada ángulo, que ayudan a proteger el producto envasado.
Este nuevo sistema de protección es denominado “Safe Curve” y su implantación ha sido posible gracias a la instalación de unas nuevas herramientas instaladas en las líneas de producción de las plantas de Ibi (España) y Epernay (Francia). Esta innovación estandariza el proceso de producción, permitiendo el suministro de
los mismos productos en caso de cualquier paralización.
Cendrine Lallement, Responsable de I+D Smurfit Kappa, explica: “Hemos desarrollado esta nueva soldadura, con el fin de mejorar el proceso de los llenados con restricciones considerables”.
De hecho, el diseño ‘Safe Curve’ aporta una protección adicional durante el encajado de la bolsa en la caja, una vez llena, así como una reducción en el riesgo de abrasión cuando las condiciones de llenado no están optimizadas. Además se consigue reducir al máximo el riesgo de contacto con la cola adhesiva y de pinzamiento al plegarse las solapas de la caja. Si esto sucediera, la esquina de la bolsa está protegida con una doble soldadura. Las bolsas son ahora más resistentes porque el flujo del líquido no está concentrado en un ángulo recto y se distribuye a lo largo del ángulo redondeado. Sin embargo, como todos los envases Bag-in-Box®, ésta innovación no implica que se haya de disminuir el control y vigilancia constante en la línea de envasado.

www.smurfitkappa.es/baginbox