Solución de Asti para Herrajes Guamasa

Solución de Asti para Herrajes Guamasa

580

Herrajes Guamasa es una empresa ubicada en Santa Cruz de Tenerife dedicada a la fabricación, almacenaje y distribución de perfiles de aluminio y herrajes, para la que Asti ha desarrollado una solución especial de transporte interno en sus instalaciones.

Las instalaciones de Herrajes Guamasa, de 6.000 m2 de extensión, se dividen en dos naves situadas a diferentes alturas entre las que se reparten las áreas de producción, almacenaje, expediciones y recepciones. Las dos naves se encuentran unidas por un pasillo, con la dificultad de transportar por él cargas de más de 6 m de largo con una pendiente entre ambas del 10 por 100.

Solución de Asti
La solución propuesta por Asti consistió en un vehículo de guiado automático, AGV, fabricado a la medida y desarrollado con tecnología RFID, identificación por radiofrecuencia.
El AGV diseñado para este caso mide 2,5 m de largo y es capaz de transportar cargas de hasta 500 kg. El sistema de navegación elegido para el mismo fue el guiado magnético, dado que parte del recorrido transcurre al aire libre y el método se consideraba el más adecuado.
El vehículo es capaz de moverse en ambos sentidos de la marcha, por lo que se instalaron dos láseres de seguridad, uno en cada extremo, como medida de seguridad, junto con sendos bumpers para garantizar la seguridad de personas e instalaciones. Además, al incorporar tecnología RFID se dotó al vehículo de un lector para que pudiera detectar a su paso los tags enterrados en el suelo a lo largo del recorrido.

Funcionamiento del sistema
En la ruta que el AGV debe seguir se han marcado cinco paradas como puntos clave donde proceder a su carga y descarga a través de tags RFID.
El AGV cuenta con una botonera donde se reflejan estas cinco paradas, donde se dan las órdenes al vehículo para que se dirija a estos posibles cinco destinos. Así, cuando se aprieta el botón correspondiente a la Parada 1, el AGV se dirige al lugar prefijado como Parada 1, e igual sucede con las restantes paradas.
También se han instalado cuatro botoneras de llamada distribuidas por las instalaciones, que al ser accionadas envían al vehículo la orden de acudir a dicho puesto y proceder a su carga.
El tráfico entre las dos naves ofrece la mayor complejidad al sistema, al estar situadas a distinta altura y deber salvar la pendiente del 10 por 100 entre ambas. El desnivel hace que el transporte de los perfiles en este tramo se vuelva inestable y que puedan caer.
El problema se solucionó con un carro que se sustenta en dos puntos del AGV situados a ambos extremos. Estos puntos pueden izarse de forma independiente para nivelar la carga y salvar la pendiente.
Cuando el AGV asciende la cuesta, el punto situado en la parte posterior se eleva y el delantero desciende para compensar la inclinación y mantener así la carga lo más nivelada posible. Lo opuesto sucede cuando el AGV desciende la cuesta, cuando el punto delantero se sitúa muy por encima del trasero.
La forma en que el vehículo sabe que comienza la cuesta es por medio de los tags RFID. Al inicio de la misma hay un tag programado para que el AGV cumpla con las órdenes de elevar y nivelar la carga, y tras ser leído, el vehículo procederá de esa forma.
El sistema diseñado a la medida se ajusta perfectamente a las necesidades de Herrajes Guamasa y facilita el transporte entre áreas aumentando la productividad a la vez que mejora la seguridad.

Más información:
Asti
Tel. 947 177 210
www.asti.es