Versatilidad del EPS en envases y embalajes

Versatilidad del EPS en envases y embalajes

541

Anape, la Asociación Nacional de Poliestireno Expandido, nos facilita el siguiente artículo sobre el material que les ocupa, el poliestireno expandido o EPS. Se trata de un material plástico celular con numerosas aplicaciones en el campo del envase y embalaje.

El EPS se caracteriza por su versatilidad, ligereza, higiene, gran capacidad de aislamiento térmico, resistencia a la humedad y alta capacidad de protección. Es reciclable 100 por 100. Se utiliza en numerosos sectores entre ellos el de alimentación, donde destaca en especial como envase de pescado y marisco, carne, productos lácteos, frutas y hortalizas, helados, pastelería y muchos otros. El EPS cumple con todos los requisitos de la legislación sobre materiales en contacto con alimentos. Mantiene constante la temperatura durante largos períodos de tiempo y presenta una gran capacidad de amortiguación de impactos por lo que su papel protector es muy relevante.

Conductividad térmica
Sólo un material de envase y embalaje que ofrezca baja conductividad térmica como
el EPS permite satisfacer las exigencias de mantenimiento de la cadena de frío y control de la temperatura, requeridas por la normativa vigente y por los profesionales del sector alimentario y de la salud.
La conductividad térmica de un material se caracteriza por el valor de su coeficiente l que indica su permeabilidad al flujo térmico que lo atraviesa, que eleva o reduce la temperatura del producto embalado. Y todo ello para un gradiente térmico dado, que es la diferencia de temperatura entre el producto embalado y el medio ambiente.
El poder aislante de un material de embalaje viene caracterizado por el inverso de su conductividad térmica, 1/l. Cuanto mayor sea el valor de 1/l, mayor será su poder aislante.
El poder aislante del poliestireno expandido es muy elevado en relación con otros materiales de embalaje convencionales, lo que hace del mismo un material muy adecuado para envases y embalajes que necesiten asegurar un buen aislamiento térmico para su contenido. Este material sirve especialmente para microrroturas de la cadena de frío, con lo que evita que el pro-ducto envasado au-mente su temperatura y por tanto quede mermada su calidad.

Aplicaciones múltiples
Las excepcionales condiciones del EPS como material aislante le conceden múltiples aplicaciones en variados campos de la alimentación. En especial destaca en el segmento del pescado fresco, una buena parte del mismo se envasa en EPS gracias a su resistencia total a la humedad, imprescindible para esta aplicación concreta y a que consigue eficazmente el mantenimiento de la cadena de frío.
El pasado año 2009 se produjeron en España más de 9.500 toneladas métricas de cajas de EPS para transporte de pescado, siendo sin duda el material de envase de mayor presencia en el sector.
Otras aplicaciones del EPS se producen en farmacia, perfumería y cosmética, con envases y embalajes en dicho material que garantizan la seguridad de los productos durante el transporte y se transforman a continuación en atractivos presentadores de los mismos cuando se colocan en los escaparates o mostradores del punto de venta. Sus garantías de higiene total y de aislamiento térmico lo favorecen en el uso para productos farmacéuticos.
Además, numerosos sectores utilizan ampliamente el material como los de electrónica de consumo e informática, componentes electrónicos y material eléctrico, muebles, herramientas y maquinaria, componentes de automoción, óptica, fotografía y aparatos de precisión, juguetes, horticultura y jardinería, y materiales de construcción entre otros muchos.

Más información:
Anape
Tel. 913 140 807
www.anape.es