Vino en latas de JGC con maquinaria Krones

Vino en latas de JGC con maquinaria Krones

597

Podemos estar tranquilos que será una estrategia exitosa. Porque cuando don José García Carrión, junto con su esposa doña Fala Corujo y su hijo Luciano, pone en práctica una idea nueva, lo hace a sabiendas.

Además, no sería la primera vez que la empresa privada familiar revoluciona el mercado o más bien crea un mercado nuevo con un envase a primera vista inusual.

Primer vino en envases de cartón…

JGC llamó la atención por primera vez en el 1982, cuando decidió envasar vinos de calidad en envases de cartón tipo brik. En aquel entonces era considerado un sacrilegio, pero apenas dos años después y debido también a un mercadeo agresivo, la marca «Don Simón» era el vino de mayor venta en España, y la marca líder mundial de vinos españoles. A más de 100 países del mundo fueron exportadas en aquel entonces 16 millones de unidades de embalaje de nueve litros cada una. Hoy día JGC vende alrededor de 200 millones de litros «Don Simón» en más de 120 países.

… luego en envases PET…

En el año 2008 y animado por el arrollador éxito del PET en muchas otras bebidas, J. García Carrión adapta este envase para el vino. En la planta de Daimiel en La Mancha, JGC instaló la primera línea PET en sala limpia para vinos de la península ibérica. Krones suministró la línea para ello con un rendimiento de 14.000 envases por hora. Desde entonces JGC envasa en ella sus vinos de la tierra tranquilos, la sangría y el tinto de verano levemente carbonatado, una especialidad española a base de vino tinto, zumo de uva, anhídrido carbónico y aromas especiales y muy apetecida en el verano y servida «en las rocas».

Naturalmente el envase PET está predestinado para las exportaciones por su poco peso. EE. UU., Asia, Escandinavia o Inglaterra son mercados en los cuales este tipo de envase es muy popular.

… y ahora latas

Ahora JGC ha ampliado nuevamente su portafolio con un nuevo tipo de envase: la lata de bebidas. Porque también es un envase muy apropiado para las exportaciones. Debido a ello, JGC instaló la nueva línea de latas de Krones en su fábrica de Jumilla, por ser la fábrica más cercana a Valencia, el importante puerto marítimo para exportaciones. Desde allí JGC atiende sobre todo el mercado africano con zumos sin alcohol y bebidas isotónicas en latas.

El vino en latas en cambio, tiene demanda más bien en los EE. UU. y en Alemania, sobre todo para el consumo sobre la marcha. Especialmente en la temporada alta de verano tienen mucha demanda en lata también el tinto de verano, la sangría y el zumo de uva en el mercado nacional español. JGC ya ofrecía anteriormente estas bebidas en latas, sin embargo, eran envasadas por un co-envasador. Ahora el volumen de ventas había crecido lo suficiente para que fuera rentable una propia línea de latas operada en régimen de tres turnos y durante cinco días por semana.

Desde mediados de 2016 JGC envasa en esta línea diferentes bebidas desde zumo de vino hasta vino en latas sleek y estándares de 330 ml y en latas de 250 ml.

Desde mediados de 2016 JGC envasa con ella:

  • vinos,
  • tinto de verano carbonatado con y sin alcohol,
  • sangría,
  • bebidas de zumo de frutas sin gas con sabor a limón y naranja,
  • té frío al limón y al melocotón,
  • zumo de uva
  • y bebidas funcionales
    en latas sleek de 330 mililitros (para el mercado nacional), latas estándares de 330 mililitros (para mercados internacionales) y de 250 mililitros (para vinos en los EE. UU. y Alemania).
«Fue un buen proyecto común, desde la planificación del layout hasta la puesta en servicio», explica José María Gómez Serrano, director de la planta de Jumilla, el cual dirige la planta junto a su hijo y asistente José María Gómez Angostos (dcha.).

«Un buen proyecto de cooperación»

Para JGC la decisión a favor de Krones tiene sus buenas razones. «Las últimas seis líneas de vidrio y PET que instalamos en nuestras fábricas son todas de Krones», explica el director de la planta de Jumilla, José María Gómez Serrano, la cual dirige junto a su hijo y asistente José María Gómez Angostos. «Determinantes son la calidad y eficiencia de las máquinas. Y la marca Krones nos garantiza una alta fiabilidad. Nos gusta trabajar con un líder del mercado», resume y resalta especialmente el servicio posventa: «Sabemos que podemos confiar en Krones. Cuando hay problemas, podemos contar con ellos. Es muy, muy importante para nosotros. Por eso también nos decidimos nuevamente por una línea llave en mano de Krones». Su hijo José María Gómez Angostos agrega: «Para una línea que debe trabajar sin interrupción es muy importante contar con un servicio posventa muy rápido, ágil y enfocado a encontrar soluciones».

Para padre e hijo también es muy conveniente la cercanía a la subsidiaria Krones española: «Nos conocemos y hablamos el mismo idioma», comenta el director de la planta. La Academia Krones capacitó al personal de mando de la línea in situ y en la planta de Neutraubling. «Fue un buen proyecto común, desde la planificación del layout hasta la puesta en servicio», explica José María Gómez Serrano. «La línea cumple todas nuestras expectativas puestas en ella».

Especialmente en la temporada alta de verano tienen mucha demanda en lata también el tinto de verano, la sangría y el zumo de uva en el mercado nacional español.

Productividad muy alta

La empresa privada familiar J. García Carrión existe desde 1890 y hoy día es dirigida por la quinta generación. Con agilidad, flexibilidad y creatividad, JGC aprovecha estrategias de mercadeo innovadoras basadas en informaciones detalladas sobre hábitos de consumo.

José García Carrión opera cuatro plantas de producción en Jumilla, Daimiel, Almería y Huelva, así como ocho bodegas de vino, con un total de 1.400 empleados. Con la actual producción, equivale a un millón de litros producidos por empleado, lo que constituye una productividad muy alta. Un total de 70 líneas de envasado producen cada año una capacidad anual de envasado de tres mil millones de unidades o de doce millones de envases diarios. JGC factura anualmente 850 millones de euros.

En la planta de Jumilla operan 19 líneas de llenado de envases brik, una línea de vidrio con etiquetadora Krones, una línea bag-in-box así como una nueva línea de latas.

www.krones.com